El Rioja

Tiempo de vendimia en el Alto Najerilla y Obarenes

Se acerca la Virgen y fieles a su cita los bodegueros del Alto Najerilla y la zona de los Obarenes, territorios fríos y habitualmente tardíos en la recogida de la uva, se suman a la vendimia de uva tinta. Muchos de ellos llevan días trabajando con el corquete, pero esta semana se han unido definitivamente a una cosecha que presumen óptima en su zona.

Vamos con los Obarenes. Aunque ya han terminado con los blancos, Laura Manzanos ve claves estos días en los que la tinta entra en Bodegas Tarón con intensidad: «Empezamos con los tintos a final de la semana pasada, entraron vinos con un mínimo de 13’5 grados para ir gradualmente dando paso al grueso de la vendimia, pero ha sido realmente a partir de este lunes cuando se ha concentrado todo. Primero las de Tirgo y Cuzcurrita con buenas graduaciones, aunque este año confío mucho en lo que está por venir de Sajazarra y Villaseca, tierras más frías y frescas. Y luego vendrán las uvas de la zona de Galbárruli y Fonzaleche, a las que todavía le quedan unos días».

«La vendimia venía con unas perspectivas excepcionales, aquí libramos las tormentas de mediados de septiembre, pero la última semana ha hecho mucho calor y ha bajado un poco la calidad y la producción. Yo estimo que tendremos un 10-15 por ciento menos. De todas formas lo que ha entrado hoy es de muy buena calidad. Tenemos cupo hasta el miércoles que viene para parcelas concretas, yo creo que será el día en el que podamos dar por terminada la cosecha 2019».

Juan Carlos Sancha, en Baños de Río Tobía, califica esta cosecha como una de las más tempranas que ha conocido, “no llega al récord de 2017 en la que terminamos el 12 de octubre, pero casi. Hoy estamos con la maturana tinta y calculo que con las garnachas terminaremos como muy tarde el 20. Los blancos están todos en bodega, ayer precisamente recogimos la uva blanca de Cerro La Isa -un viñedo acogido a la calificación de Singular- con garnacha blanca, turruntés, calagraño, viura… un poco de todo y que llegó perfecta”.

“Soy de los que confiaba en la excepcionalidad de esta cosecha, pero en mi zona cayó piedra el 29 de agosto y luego un chaparrón que bajó las expectativas, pero las últimas semanas están haciendo que recupere la confianza, con oscilaciones térmicas interesantísimas. Confío en una añada que, como mínimo, rozará la calificación de excelente con una producción sensiblemente inferior a la de otros años porque hay menos racimos y bayas más pequeñas”.

En el conjunto de la DOCa la vendimia 2019 encara la recta final con multitud de bodegas cerrando estos días la recogida de uva. La primera semana de octubre fue “clave” en esta cosecha ya que de los 333.653.289 kilos de uva cortados a día de hoy, casi 120 millones se recogieron del 30 de septiembre al 5 de octubre. Más de un tercio del total.
En Rioja Alta han entrado en bodega un total de 155.088.065 kilos de uva en el último recuento, resultado suma de 131 millones de uva tinta y 24 de blanca. El ritmo de vendimia empieza a decaer tras unos días de auténtica locura en las viñas.

Rioja Oriental empieza a ver más trabajo de bodega que de campo, con los depósitos de fermentación a plena máquina. Aun así sigue entrando uva tinta con lo que el total de kilos sigue ascendiendo, para llegar a un total de 104.153.681 kilos de los que 94 millones son de color y 10 de blanca. Finalmente en Rioja Alavesa la vendimia alcanza una cifra total de 74.415.951 kilos, resultante de la suma de 8 millones de uva blanca y 66 de tinta.

Repasando las cifras, el total de uva recogido es de 333.653.289 kilos, cifra en la que han colaborado La Rioja con 282.283.463 kilos, Álava con 74.415.951 y Navarra con 26.953.875 kilos. Desglosándolo de otra manera: 291.065.544 de uva tinta y 14.750.122 de blanca.

Comentarios
Subir