Deportes

Barbra Banda: «Podemos plantarle cara al Atlético de Madrid»

Forjada en el África más pobre y con experiencia como militar y boxeadora, lo de Barbra Banda (Zambia, 20 de marzo del 2000) es una auténtica revolución en Logroño. No había jugado nunca fuera de su país, pero Fernando Martínez, director deportivo del EDF se dio cuenta de que podría ser un gran fichaje. Acertó de pleno y todavía más con su renovación hasta 2022. Con su presencia, el club se asegura verticalidad, desborde, atrevimiento, espectáculo y gol. Y Las Gaunas no tiene otra opción que aplaudir a una gran futbolista, ya entre las mejores de la Primera Iberdrola a sus diecinueve primaveras.

«Conseguí hacer un gran partido, miré mucho a puerta e hicimos un gran trabajo en equipo. Tuvimos que pelear mucho para poder llevarnos los tres puntos», confiesa, sobre la victoria contra el Tacón. Ella se exige mucho y se propone marcar más tantos que el año pasado. Y sobre el equipo, mira también hacia arriba: «Queremos llegar a una mejor posición que la temporada pasada». Lleva un año en La Rioja y se muestra muy feliz de poder seguir en el equipo: «Estoy muy feliz de estar aquí, es una ciudad muy acogedora y mis compañeras son muy buenas y me ayudan».

Las logroñesas suman siete puntos de nueve posibles y ya han conseguido marcar diez goles, pero ahora se enfrentan al Atlético de Madrid en tierras madrileñas. «Va a ser muy difícil, pero pienso que tenemos las herramientas necesarias en el equipo para pelear por la victoria», asegura.

Con respecto al equipo, percibe más posibilidades que el año pasado de cara a gol (ella, Jade, Carolina Marín, ‘Chini’, Judith, Isidora, ‘Neném’): «La pasada temporada tuvimos buenas jugadoras, pero este año ha subido el nivel. Con el nuevo entrenador, estamos apostando por jugar al fútbol». Y en ese sentido, destaca la importancia de llevar la iniciativa y de presionar muy alto al rival, porque así será más fácil llegar a tener más opciones de gol.

Siempre hacia adelante

Llegó a Logroño el pasado año, con la temporada ya empezada, y afirma que la adaptación le costó: «Como jugadora, allá donde vayas, siempre debes aclimatarte. Fue difícil por el idioma; trabajo para aprender español y poder comunicarme mejor conmis compañeras». En definitiva, una mujer que lo deja todo para lograr sus objetivos y un auténtico referente para las niñas de su país.

Todavía es muy joven y es consciente de que tiene bastante margen de mejora: «Siempre quiero evolucionar. Como jugadora, cometo algunos errores en los partidos. Intento ver mis debilidades después de cada partido y aprender de ellas». Así ha transcurrido toda su vida, siempre a más: «En mi país el fútbol femenino existe, pero no es nada competitivo comparado con el español. No tenemos apenas patrocinadores, tenemos muy buenas jugadoras, pero nuestra situación es muy mala y necesitamos impulso».

Comentarios
Subir