Deportes

La ilusión del líder: «Arnedo no ha visto un playoff en setenta años»

El Arnedo es la auténtica sensación del Grupo XVI. Cuatro victorias, el ataque más efectivo y la mejor defensa. Todo va a favor, pero su presidente Ildefonso Ruiz huye de euforias. Cabeza fría y tranquilidad, las claves para el éxito de este inicio: «Preparamos la plantilla y la pretemporada con casi dos meses de margen». El dirigente arnedano explica que el cambio de entrenador no fue nada traumático: «Decidimos de mutuo acuerdo que Borja Lerma no continuaría y apalabramos a Elías Tomé en abril».

Casi sesenta días tuvo el técnico navarro para preparar el equipo y remozarlo a su gusto: «Él renovó a quien pensaba que debía seguir y luego, como ha dicho en muchas entrevistas, ha incorporado a jugadores que ha conocido como propios y a jugadores que ha sufrido como contrarios». Resulta sorprendente la presencia de ocho navarros en el equipo (Borja Biesa, Aritz Sola, Xabi Sola), todos a petición de Tomé. Y todo ello, con la premisa de empezar por una buena defensa (hasta ahora, un gol encajado en cuatro partidos).

El equipo riojabajeño quiere crecer con las ideas claras y de la mano con su masa social: «El objetivo es ir día a día, ilusionando al pueblo. El aumento de socios es importantísimo con la promoción que hemos hecho de que cada socio nuevo puede traer a un acompañante por la mitad de precio». Según el mandatario, Arnedo tiene ganas de fútbol, ya que nunca ha disputado un playoff de ascenso a Segunda B en los setenta años de historia del club.

Crecimiento social y sostenible

El presupuesto del presente ejercicio asciende a 115.000 euros, todavía lejos de los equipos punteros: «Estamos incrementando un poquito más el apoyo publicitario del año pasado». Sin embargo, también reconoce incertidumbre por parte de algunos agentes económicos: «El núcleo empresarial de Arnedo tiene muchas dudas, no sé por qué sí ni por qué no, no nos quejamos, pero nos gustaría un poco más de ayuda para intentar llegar a los 150.000 euros».

Alcanzar esa cantidad supondría colarse entre los cinco bloques con más dinero de la categoría: «Poco a poco, la SD Logroñés tiene 250.000, el Náxara casi 200.000, la UD Logroñés B al ser un filial, no sabes nunca lo que hay invertido; Varea y Anguiano… al final somos siete equipos con alrededor de 100.000 euros».

Toda ayuda es buena

Todo va mejorando, incluido las butacas de Sendero, donde la vetusta piedra se ha reemplazado por asientos de Balaídos. «Footters (fútbol televisado) y las demás ayudas se están notando. Dan 30.000 euros a un club de Tercera División, aunque te piden que no los utilices para jugadores, pero al final los usas para otras cosas y luego va al presupuesto», explica Ildefonso. Eso se traduce al final en un aumento de sueldos hacia los futbolistas: «Antes muchos no cobraban y ahora todos reciben algo, aunque sea un poquito».

Pese a todo, sigue siendo totalmente imposible vivir del fútbol a estos niveles tan bajos: «Profesionalizar la Tercera hoy por hoy es imposible. Al final, el que más paga llega a 250.000 euros y con eso no puedes hacer nada. Para que puedan vivir, cuanto menos tienen que cobrar 12.000 al año. En Segunda B hay equipos que no pueden, y eso que no bajan de medio millón de presupuesto», concluye.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir