El Rioja

«Es imperdonable la intención de adquirir una añada de uvas míticas a precios irrisorios»

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha pasado revista a la situación de la cosecha de uva y las observaciones de los viticultores coinciden con las apreciaciones técnicas del Consejo Regulador.

El estancamiento del peso de la baya, el aumento moderado del grado y la evolución lógica de la acidez en Rioja Oriental, y peso de la baya en Rioja Alta y Alavesa sensiblemente menor que el que tenía en parecidas condiciones al año pasado han sido las conclusiones principales de su última reunión.

Los viticultores riojanos que ya han realizado vendimias han observado que el mismo remolque cargado que el año pasado pesa menos esta campaña, dado que los rendimientos son más bajos de lo esperado, siendo la cosecha sensiblemente inferior en cantidad a la de 2018, un 30-35 por ciento menos. Además, la uva también es más pequeña y de menor peso, por lo que hay una baja productiva en el entorno vitivinícola en general, europeo y nacional.

El estado sanitario y vegetativo del viñedo es óptimo. La calidad es excepcional. Algunos técnicos aventuran que «nos encontramos en puertas de una cosecha emblemática en los últimos cincuenta años. La cosecha de uva 2019, dada su gran calidad, es una oportunidad que no pueden desperdiciar los defensores de lo que debe ser un gran vino».

Reclamos de la UPA

Para la UPA, «2019 puede ser una de las mejores oportunidades del sector para demostrar al mundo que somos una de las mejores zonas vitivinícolas. La cosecha 2019 puede arreglar carencias técnicas de la cosecha 2018».

Asimismo, la organización agraria ha afirmado que las bodegas, «pretendiendo ignorar estas circunstancias», no están mostrando mucho interés por sus uvas: «Resulta imperdonable la intención de los grandes grupos bodegueros por adquirir una añada de uvas míticas a precios irrisorios».

También han querido recalcar que «si no se reconoce el esfuerzo de los agricultores, pueden perder la ilusión por la calidad y pueden pasar, si no se les recompensa, a ser meros productores de uva. Si la calidad es muy superior a la campaña anterior, el precio mínimo debiera estar por encima de la media del año anterior».

Dado que hay más demanda de uva que uva, la comisión del Vino de UPA ha querido hacer constar a los viticultores que «el mercado está en alza, y recomendamos poner precio a las uvas antes de la entrega, dado que tenemos en el campo un tesoro cuyo valor debe ser reconocido por las Bodegas compradoras, que no se lo dejen quitar a cualquier precio».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir