El Rioja

Diecinueve millones de kilos en bodega

La vendimia 2019 va cogiendo velocidad de crucero. El adelanto general puede cifrarse entre una semana y diez días, aunque ya se sabe, cada viñedo es un mundo. Lo que no admite dudas son las cifras de uva recibida en bodega: a día 12 de septiembre habían entrado en las tolvas de recepción 18.729.015 kilos de uva.

Vamos por partes. De estos casi 19 millones, el grueso de la vendimia recae –como no podía ser de otra manera– en Rioja Oriental. Allí las variedades blancas tempranas están prácticamente finiquitadas: hablamos de los tempranillos blancos y viuras además de las foráneas precoces. Ya están a buen recaudo 4.439.401 kilos de blanca en los depósitos de fermentación, aunque el tirón de los últimos días se ha producido con la tinta.

Los días 9 y 10 se recogieron 2 millones de kilos cada día, y el 11 la cifra llegó a 2.258.573 para un total de 9.749.219. El total cosechado en Rioja Oriental es de 14.188.620 kilos de uva entre tinta y blanca.

Algo más retrasadas andan Rioja Alta y Alavesa. En la primera se han recogido un total de 2.708.414 kilos de uva divididos en 1.486.682 kilos de tinta y 1.221.732 de blanca, notándose un fuerte incremento de la primera en los tres últimos días medidos, con 1.168.384 kilos. Recordemos que son kilos de uva que entran en bodegas de la zona, no necesariamente recogidos en la comarca.

Finalmente en Rioja Alavesa son 1.831.981 los kilos entregados que han entrado en las bodegas alavesas. 964.774 de uva tinta y 867.207 de blanca. El ritmo de recepción de la de color coge velocidad en estos últimos días en los que más de la mitad han llegado esta semana.

Resumiendo: 18.729.015 kilos de uva vendimiados, que salen de la suma de 11.481.410 en La Rioja, 5.415.624 en Navarra y 1.831.981 en Álava.

De cualquier manera, queda prácticamente todo delante incluso en Rioja Oriental, donde gran parte de la cosecha de blanco ya ha sido vendimiada, pero ojo, no toda; y la de tinto no ha hecho sino comenzar. Luis Arnedo, de Bodegas Lacus, incidía en esta idea.

«Personalmente, no he recogido un solo racimo en Aldeanueva de la cosecha 2019. Las previsiones de tiempo son buenas y prefiero esperar unos días porque tengo la certeza de que la calidad todavía puede mejorar, el grado está subiendo muy poco a poco y no preveo sustos en ese punto, y la madurez fenólica va perfecta. El año ha sido hasta hoy de libro y la sanidad es excelente. ¿El grano? Los racimos los veo sueltos con unos granos más pequeños que cosechas anteriores. Pesan bastante menos. En mi zona hay movimiento, pero yo diría que todavía no ha empezado la vendimia de verdad”.

En líneas generales, atendiendo al último parte del Consejo Regulador, «el estado del viñedo es óptimo». Algo en lo que coincide la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos al recalcar que «nos encontramos en puertas de una cosecha emblemática en los últimos cincuenta años, que puede arreglar carencias técnicas de la 2018. La uva es más pequeña y de menor peso, previendo una cosecha inferior en un 30-35 por ciento a la del año pasado».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir