El Rioja

Las cinco peculiaridades de esta «prometedora» vendimia en Rioja

Según comentan los expertos, estamos ante una de las vendimias más prometedoras de los últimos años. Si siguen manteniéndose las condiciones meteorológicas que hasta ahora se están dando, el estado sanitario de la uva y la situación del viñedo, quizá «estemos hablando de una cosecha memorable en Rioja», como ha señalado Pablo Franco, director de los Servicios Técnicos del Consejo Regulador.

¿Cuáles son las peculiaridades de esta Vendimia 2019?

Adelanto de la vendimia

Conforme a los resultados obtenidos a través de los controles realizados sobre más de 55 parcelas de referencia, «vemos una adelanto ligeramente superior al de una semana con respecto a una campaña regular en Rioja».

Esto ha provocado que las variedades blancas, muy especialmente de Rioja Oriental, ya se encuentren en su fase final de vendimia. Este hecho viene propiciado por dos factores: las condiciones meteorológicas han sido ideales para el desarrollo del cultivo; y, vegetativamente, el viñedo ha contado con un vigor más contenido que en pasadas campañas, lo que ha hecho que se produzca una cosecha más moderada y adelantada con respecto a otras campañas de similares características.

Ausencia de enfermedades

El transcurso del año ha tenido ciertos altibajos. Vicisitudes que han originado cierta inquietud, provocada por tormentas muy puntuales que podían alertar de posibles daños en viñedos o incluso posibles enfermedades posteriores. Sin embargo, las lluvias de esta temporada «han venido dentro del ciclo vegetativo de la vid en momentos precisos y muy buenos para las necesidades que iba teniendo la viña».

No ha habido condiciones de humedad que hayan provocado el desarrollo del gran temido mildiu, enfermedad que sufrieron los viñedos el pasado año, o incluso del oidio, que también «somos muy endémicos a ello», con lo que la sanidad del fruto es envidiable. Además, también ha ayudado «la gran labor que ha hecho el viticultor, manteniendo siempre aireados los viñedos».

Viñedo Singular

La categoría de Viñedo Singular se otorga a los viñedos integrados por varias parcelas con características agrogeológicas y climatológicas propias y uniformes que los diferencian y distinguen de otros de su entorno, de los que se obtienen vinos con rasgos y cualidades singulares.

Como indica Pablo Franco, la clave de esta singularidad en La Rioja es la fe de nuestros cultivadores en el viñedo, demostrando a lo largo de los años que son uvas de extraordinaria calidad: «Pero no solo un viñedo singular viene definido por dónde está su ubicación o por sus condiciones de suelo, sino también especialmente es una figura pensada en el viticultor, más concretamente en cómo la mano de ese viticultor gestiona el viñedo y cuáles son los resultados».

Producción

En la campaña de 2019 se han detectado ciertos factores que son fundamentales para hablar de un período de calidad. Esto viene refrendado muy especialmente por un vigor contenido del viñedo. Este año ese vigor es más equilibrado, lo que provoca una cosecha más comedida en el viñedo. A su vez, los racimos son más sueltos, menos compactos.

Estos tres factores son, precisamente, indicadores de una cosecha de gran calidad.

Nimbus

Es la novedad en materia de control para esta vendimia. La obligación de implantar un nuevo sistema de control basado en la certificación de producto. «Facilita nuestra labor para demostrar como bodega que el autocontrol lo tenemos correcto y podemos certificar el producto como Rioja», reafirma Franco. Introducir todos los datos en esta aplicación, Nimbus, va a permitir tener una trazabilidad homogénea para todos los operadores de Rioja.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir