La Rioja

Concha Andreu: «Hoy comienza en La Rioja un nuevo tiempo»

La plaza del Parlamento de La Rioja, en pleno corazón logroñés, se ha engalanado este jueves para acoger la toma de posesión de Concha Andreu a la Presidencia de la Comunidad Autónoma. La líder socialista ha salido del histórico edificio entre aplausos y ha sido a las puertas del exconvento de La Merced donde ha pronunciado su discurso.

Andreu ha recordado la ausencia de Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno y testigo de su presentación como candidata, y ha aprovechado la ocasión para reiterar las palabras pronunciadas en aquella ocasión: «Este será el siglo feminista».

«Me siento muy orgullosa de ser la primera mujer que accede a la Presidencia de la Comunidad Autónoma de La Rioja», ha proseguido como idea inicial de su intervención: «Con aquellas mujeres que durante largo tiempo lucharon por nuestros derechos, sin olvidar a los hombres que les acompañaron, con ellas, es con las que quiero compartir este logro. ¡Este momento va por todas las mujeres riojanas!».

La ya presidenta ha agradecido a las formaciones políticas que han apoyado su investidura (IU, Podemos y Equo) y a todas aquellas personas que le dieron su confianza y su voto el pasado 26 de mayo: «Su ilusión es mi ilusión y su esperanza será siempre mi energía».

La socialista ha señalado que con el comienzo de este gobierno «progresista» comienza también un «compromiso ético en su actividad política», así como la responsabilidad y el respecto hacia lo público. «La honestidad es imprescindible, la ejemplaridad es necesaria y ahora es el momento de construir más y mejor democracia». Andreu también se ha comprometido a conseguir una sociedad justa y solucionar «un montón de problemas que esperan ser abordados». «Porque detrás de los problemas siempre hay alguien que sufre».

«Hoy comienza en La Rioja un nuevo tiempo», ha sentenciado: un tiempo para la «igualdad», para el «progreso económico», para la «esperanza y oportunidades entre los jóvenes», para «lo público», para «la sostenibilidad y la ecología». En definitiva, «un nuevo tiempo para todas esas cuestiones que tanto la sociedad como los compromisos internacionales demandan».

Además, la recién llegada a la Presidencia de La Rioja ha recalcado su lealtad a España, pero también la diversidad de todas las comunidades autónomas que la conforman: «Quiero que nuestra comunidad sea lugar y símbolo de entendimiento, que San Millán de la Cogolla, además de ser un símbolo de la lengua castellana, sea un símbolo de convivencia de todas las lenguas españolas».

Si bien ha aprovechado su especial intervención para mostrar su pretensión de crear alianzas con el Gobierno de España, ha indicado su intención de convertir el Valle del Ebro en un eje económico que colabore con las regiones vecinas: «Si somos capaces de unirnos en lo común y juntar intereses, nuestros objetivos serán más fáciles de conseguir». «En un mundo interdependiente lo inteligente es abrirse a la colaboración para mejorar nuestra confianza», ha añadido.

Andreu también ha aprovechado el histórico momento para dar las gracias a sus seres queridos por su apoyo: «Se ve que hicieron caso a Quintiliano, que decía que excusamos nuestra pereza, so pretexto de la dificultad». Y tampoco se ha olvidado de sus compañeros de equipo antes de finalizar con la descripción que hizo sobre ella su amiga Olga: «Socialista por genética, por cultura y por ideales».

Por último, en palabras de Gonzalo de Berceo, ha pedido a los presentes «brindar con un vaso de bon vino». Y tras alzar una copa de Rioja en la mano, ha finalizado su toma de posesión. Ya es presidenta.

Comentarios
Subir