Cultura y Sociedad

Delicatessen para el oído y el paladar en La Vieja Bodega

Los comensales más habituales de La Vieja Bodega saben que no es un restaurante al uso. No solo por la calidad de sus platos o el trato cercano de su personal, sino porque de vez en cuando pasan cosas nada frecuentes en una velada gastronómico.

Una de ellas tuvo lugar este domingo y volverá a repetirse la noche de este lunes, gracias al cruce de caminos entre el establecimiento y el festival Classica de Casalarreina. Ambas instituciones maridan sus ofertas y los comensales asisten a conciertos como el que este domingo ofrecía Camerata Iberia o el que ofrecerá esta noche Raquel Andueza.

Comentarios
Subir