ARTÍCULO PATROCINADO

Tres cosas que debes saber antes de llamar a un cerrajero 24 horas

Es uno de esos servicios a los que uno nunca desearía tener que recurrir, ya que implica que has tenido que experimentar una situación, cuando menos, estresante. Bien por haber sufrido un robo o por esas llaves que juegan contigo al escondite, cuando llamas a un cerrajero 24 horas sabes que te encuentras en una situación límite.

Y en esas situaciones desesperadas los expertos recuerdan que es cuando más fría conviene mantener la cabeza. «La ansiedad provocada por el estrés hace que pensemos en acudir al primer servicio que encontramos en internet, aunque esa no sea siempre la mejor opción», indica Luis Freijo, que recomienda acudir siempre a «empresas conocidas, que nos den confianza y tengan un local al que podamos acudir para solicitar una factura».

No es una cuestión banal, ya que la factura servirá para justificar el gasto frente, por ejemplo, a la compañía de seguros. Además de eso, una compañía ‘reconocible’ «nos puede proporcionar un servicio extra de mejora de la seguridad y asesoramiento personalizado además del propio servicio urgente 24 horas que necesitamos puntualmente».

Otra de las certezas de recurrir a un cerrajero en estas circunstancias es que no te va a resultar barato. Algo que se entiende porque, como indica Freijo, «todo servicio urgente y con plena disponibilidad tiene un coste elevado porque requiere de una infraestructura que está en espera y no obtiene ingresos fijos, dado que no hay un contrato de mantenimiento, y los costes repercuten sobre el cliente».

Pese a ello, el experto en cerrajería advierte de que «hay mucha picaresca y mucho intrusismo en este tipo de servicios por parte de ‘autónomos ocultos’, sin un negocio visible, sin una preparación técnica razonable y sin apenas inversión en herramientas», que ofrecen tarifas confusas, cobrando precios ya de por sí elevados y que «además, según ellos, no incluyen IVA, lo que es del todo ilegal y da muestra de su baja fiabilidad en todos los ámbitos».

Por todo ello, Luis Freijo recomienda tener en cuenta tres cuestiones si, en caso de necesidad, hay que recurrir a un cerrajero de urgencia:

– Mantener la calma, valorando el nivel de urgencia con serenidad y buscar ayuda en un servicio profesional, a ser posible conocido y con establecimiento propio.

– Desconfiar de quienes aparezcan sin un nombre reconocible y nos cobren precios sin IVA, ya que no obtendremos ninguna garantía si tenemos que presentar alguna reclamación.

– Pedir ticket y una factura con el IVA desglosado.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir