Deportes

Iván Buigues y ‘Yari’, la soledad de los guardametas

El guardameta es una posición especial en el fútbol. Acostumbrados a la soledad, los arqueros son los más criticados cuando fallan. En la UD Logroñés, funciona exactamente igual. Mientras el resto del equipo ha entrenado en el centro del campo, Iván Buigues y Yaroslav Meykher ‘Yari’ han practicado en su área durante gran parte de la sesión de este jueves a varias decenas de metros del resto del bloque.

Dirigidos por el recién llegado Isusko Etxebarria, ambos han ejercitado su salida, su lanzamiento en largo y los bloqueos a envíos desde ambos flancos. «Todo el mundo sabe el nivel del Logroñés, su proyecto y el objetivo. Venir a una ciudad como Logroño y a un campo como Las Gaunas es un paso adelante para mí y estoy muy contento», explica Etxebarria.

El vasco también ha detallado las funciones de su trabajo: «El modelo de juego nos va a exigir ciertas cosas en los partidos para los que tenemos que llegar preparados y ver qué nos exige el rival».

Tanto el alicantino como el ucraniano se han mostrado muy activos bajo los palos, exigiendo rigor táctico a sus compañeros de zaga («aguanta, Gorka»; «cuidado la espalda, Santos») e incluso instrucciones para construir el juego ofensivo.

A esta estructura se ha unido en este entrenamiento Patxi Dávila, lateral izquierdo llegado al filial desde el Extremadura B. El que no ha podido entrenar ha sido Javi Álamo, que sigue con problemas en la uña y ha sido tratado durante esta mañana.

Para observar mejor las evoluciones de sus chavales, el técnico Sergio Rodríguez se ha subido a lo más alto de la grada del Mundial 82. Desde ahí, ha dedicado correcciones y palabras de ánimos a sus pupilos. La frase que más ha repetido ha sido «¡Eso es!». Nuevamente, ha insistido en el aprovechamiento máximo de los espacios y la presión más allá de tres cuartos. Al final, ha acabado muy satisfecho con el rendimiento de sus hombres, también de su dupla de guardametas.

A pareja Buigues-Yari pronto se le puede añadir un nuevo integrante, puesto que la entidad blanquirroja busca en el mercado un recambio para poner remedio a la baja de Unai Etxebarria. Llegue quien llegue, será difícil alcanzar el listón que puso Miguel Martínez de Corta. El riojano fue el ‘zamora’ de la categoría y encajó solamente 19 goles en 36 choques. Ahí queda eso.

Comentarios
Subir