La Rioja

Podemos tira la toalla judicialmente y admite la nulidad del despido de Cantabrana

Podemos tira la toalla judicialmente y admite la nulidad del despido de Cantabrana

Germán Cantabrana, exdiputado de Podemos

Podemos ha ofrecido un acuerdo al exdiputado Germán Cantabrana respecto a la demanda interpuesta por el exportavoz relativa a su despido del Grupo Parlamentario en julio de 2018. Cantabrana interpuso entonces una demanda laboral contra la organización, tras lo que el Juzgado de lo Social número 1 de Logroño declaró nulo el despido y condenó a Podemos a readmitir al diputado y abonarle los salarios de tramitación.

El motivo de la nulidad, según consta en la sentencia nº 33/2019, fue que el mismo se produjo como desenlace a una serie de sucesos acaecidos desde enero de 2017, «vinculados a la libertad ideológica del actor y su autonomía política como diputado del grupo parlamentario». Esta indicaba que «no se había acreditado ninguna infracción por parte del actor y que la única causa del despido fue el conflicto por el control del Grupo Parlamentario».

Podemos recurrió esta sentencia nada más conocerla, pero Cantabrana ha desvelado este sábado que, una vez pasado el periodo electoral, ha desistido de continuar la batalla judicial, por lo que la sentencia del Juzgado de lo social nº 1 adquiere firmeza una vez que el exportavoz morado ha aceptado la propuesta.

La formación liderada por Pablo Iglesias ha admitido así los hechos denunciados por Germán Cantabrana, al que ha indemnizado por su despido y por la vulneración de su derecho fundamental a la libertad ideológica.

De acuerdo a la sentencia, Cantabrana sufrió un «ataque constante» por parte de la dirección regional del partido desde enero de 2017, a través de denuncias constantes realizadas por parte de Kiko Garrido con hechos que nunca han sido probados.

«Los ataques constantes de Kiko Garrido han supuesto un terrible daño hacia mi persona e imagen que este acuerdo no puede reparar», ha señalado el exdiputado morado, quien ha interpuesto, en base a la sentencia, una denuncia ante la Comisión de Garantías Estatal exigiendo la expulsión de Kiko Garrido y del resto de responsables de la organización.

«Está claro que el comportamiento descrito en esta sentencia, que ha sido probado en sede judicial, contraviene el código ético. Garrido no debería aspirar a puestos en el Gobierno de La Rioja. No basta con este acuerdo, se deben dirimir responsabilidades», ha añadido.

Por tanto, Cantabrana y Garrido volverán a encontrarse en los tribunales en un futuro próximo, ya que el exdiputado ha demandado al que fuera secretario general de Podemos en La Rioja y permanece en la actual gestora por «atentado al honor», junto a Amaya Castro, actual concejal en el Ayuntamiento de Logroño, por graves acusaciones de comisión de delitos.

«
Otro miembro de la dirección que actualmente negocia el acuerdo de gobierno con el PSOE también mantiene causas judiciales abiertas. Se trata de Miguel Reinares, por crear una cuenta anónima falsa en redes sociales para acusarme de apropiarse de fondos del Grupo Parlamentario», ha concluido Cantabrana.

Comentarios
Subir