La Rioja

‘Entre Mujeres’: un proyecto de GARVA para tratar el alcoholismo femenino

Apectos sociales y culturales, roles de género o simplemente características biológicas propias de un género hacen que una logroñesa se haya percatado de la necesidad de que mujeres que acudan a centros de ayuda a la superación de alcoholismo cuenten con terapias específicas al género femenino.

Así, el Grupo de Alcohólicos en Rehabilitación de Valvanera (GARVA) creará el grupo de terapia ‘Entre Mujeres’ con el objetivo de que las usuarias puedan compartir sus experiencias y trabajar de forma específica en un ambiente en el que se sientan más cómodas.

Ha sido una de las propias usuarias del grupo (A -prefiere no desvelar su nombre-), al verse como la única mujer en una terapia de dieciocho personas, la que ha gestado la idea, la cual se encuentra todavía en construcción. «Le comenté un día a mi grupo de autoayuda que estaba muy a gusto con ellos, pero que pensaba que las mujeres teníamos otro tipo de problemas que no nos apetecía compartir con hombres», explica.

«Yo, como mujer, hay cuestiones que me planteo, pero que no me atrevo a preguntar», dice. Ángel, psicólogo del centro escuchó su pretensión y le ha concedido luz verde ante la inexistencia de alguna asociación o proyecto en La Rioja de ayuda al alcoholismo en el género femenino.

Uno de estos problemas específicos que señala la impulsora del proyecto es la violencia de género. «Creo que si una usuaria fuera maltratada le costaría más contarlo en un grupo mixto que en uno formado exclusivamente por mujeres», opina.  A su vez, ha querido dejar claro que esta no es la única dificultad por la que ha querido fundar ‘Entre Mujeres’ y ha señalado que cada usuaria tiene su historia y sus propias experiencias que le han impulsado a la enfermedad.

Aunque las dinámicas de estas terapias están todavía en el aire, su precursora sí tiene claro que el número de plazas será ilimitado y que el contacto de las mujeres que acudan por primera vez a GARVA será con personas de su mismo género que estén pasando por experiencias similares.

Lo primero: la tranquilidad

«Lo primero que hay que hacer es tranquilizarlas», explica desde sus seis meses de experiencia en el grupo: «Hay que dar todo por ayudarlas y lo que más queremos recalcar en estas terapias es la sinceridad». Lo que para unas puede significar una tontería, otras lo verán como un problema grande y es uniendo sus fuerzas como lo podrán solucionar.

Además de las terapias, los usuarios de GARVA suelen realizar excursiones y otras actividades que también estarán presentes en ‘Entre Mujeres’. «A veces vamos a la Grajera, en mayo realizamos un cursillo, vamos a cenar o celebramos la Navidad. He pensado en hacer talleres sobre actividades a las que sean aficionadas las mujeres que acudan. Es mi idea, pero será a largo plazo, todavía está en el aire», aclara.

Estas actividades se insertarían dentro de los horarios que GARVA tiene ya estipulados en sus grupos mixtos, quedando reservados los lunes y los miércoles para las terapias, los jueves se procederá a hablar con las familias y los viernes se realizará una dinámica conjunta con usuarios y familiares.

«Es una enfermedad como otra cualquiera, como puede ser un problema de riñón o de corazón y la gente no es consciente. Yo lo he sido una vez que he estado metida», ha confesado la precursora de esta terapia pionera.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir