La Rioja

Desde el Sáhara a Logroño: un verano especial

«Estamos nerviosos, pero más lo estará ella», susurra un joven matrimonio acompañado por dos hijos pequeños. Sonia y Rafa están a punto de conocer a Zeina, una niña saharaui que pasará con los cuatro este verano, siendo la primera vez que viven esta experiencia.

Más de cuarenta niños saharauis han llegado este martes a La Rioja con la ayuda del proyecto ‘Vacaciones en Paz’ (Asociación Riojana de Amigos y Amigas de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Ayuntamiento de Logroño) y ha sido en la sala de usos múltiples del consistorio donde se ha recibido con aplausos a los recién llegados. Allí se han encontrado- o reencontrado- con sus respectivas familias de acogida.

Antes de la llegada de los pequeños, el concejal de Servicios Sociales y Servicio Comunitario, Iván Reinares, ha querido agradecer «que este proyecto pueda salir adelante año tras año» y ha querido señalar que este verano será el primero en el que las familias riojanas vayan a tener la oportunidad de apadrinar a niños con discapacidad.

Entre abrazos y aplausos, se han reunido con los nuevos miembros de sus respectivas familias. Llega el turno de Sonia y Rafa, que se levantan de sus sillas con sus hijos Aitana y Martín (cuatro y dos años), y se dirigen al encuentro de Zeina, de doce años y sonriente a pesar del largo viaje.

«Apadrinar era una idea que ya habíamos contemplado desde hace algunos años y este se han dado a cabo unas circunstancias que nos han permitido realizarlo», comenta Sonia.

«La asociación te hace entregar una documentación y, una vez cumplimentado el trámite, se nos informa si somos aptos o no para apadrinar», explica Rafa sobre el proceso. A su lado, la pequeña Aitana sonríe y dice estar muy contenta con la llegada de Zeina, que pasará con ellos todo el verano: desde este martes hasta el 8 de septiembre.

La joven, al igual que los 43 niños que han llegado junto a ella, han tomado un avión en Tinduf a las 3,35 de la madrugada con destino a Argel. De ahí, a Pamplona. Y desde la capital navarra, los niños se han trasladado a Logroño en autobús.

Con la llegada de Zeina, la familia ha planeado no salir de Logroño y dedicar este primer día a que descanse e irse conociendo, para después hacer planes durante el verano. «Además, hay actividades organizadas por la propia asociación», explica Sonia. «Va ha haber fiestas de bienvenida y de despedida», continúa Rafa.

Las fechas las irán confirmando, ya que los niños han llegado a Logroño dos semanas después de lo previsto. «Por razones burocráticas, según ha dicho la Asociación», detalla Rafa, aunque esto retrasa su regreso: «Se irán, en vez del 26 de agosto, el 8 de septiembre».

Cuatro años con Natu

Al lado de Zeina y de su familia de acogida, se encuentra su amiga Natu, que ya lleva cuatro veranos viniendo a Logroño con sus padres de acogida, Asun y Gonzalo. El matrimonio ha decidido acercarse a hablar con Sonia, Rafa y sus pequeños, dada la amistad de sus apadrinadas y la cercanía de sus viviendas.

«Vine por primera vez con nueve o diez años», explica Natu. Al contrario de su amiga, ya ha tenido la oportunidad de aprender un poco de castellano y hacer amigos en Logroño. Si se le pregunta qué es lo que más le gusta de la localidad riojana, no puede decidirse: «¡Todo!», dice sonriente abrazando a su amiga. «La piscina le encanta», explica Asun, «¡Y comer en el wok!», añade entre risas.

Natu junto a sus padres de acogida, Asun y Gonzalo. | Foto: Nuria Pajares.

Ambas familias se alejan caminando juntas, no hay duda de que Zeina y Natu (y el resto de los recién llegados) pasarán un verano inolvidable gracias a la solidaridad de familias como las formadas por Sonia, Rafa, Asun y Gonzalo.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir