La Rioja

Denuncian al ‘banco malo’ por intentar desalojar «viviendas erróneas»

Los cerrajeros enviados por una inmobiliaria intimidan a los vecinos al confundirlos con okupas

Un vecino de Villamediana de Iregua ha denunciado ante la Guardia Civil la «extorsión» a la que una inmobiliaria que gestiona viviendas de la Sareb (conocida popularmente como el ‘banco malo’) está sometiendo a varios propietarios de una urbanización de la localidad.

En el texto de la denuncia -a la que ha tenido acceso NueveCuatroUno- se detalla cómo la pasada semana se personó en su vivienda una persona que decía haber recibido la orden de cambiarle la cerradura de su domicilio, «ya que les figura que tiene pendiente una deuda con la Sareb».

Al trasladarle este vecino que se trataba de un error y que se estaba equivocando de domicilio, el operario «le mostró su contrato de alquiler y su identidad e, incluso, le indicó el domicilio que realmente estaba buscando, ya que no es la primera vez que se produce este error y vienen sistemáticamente a su domicilio a causarle molestias».

Por este motivo, el denunciante llamó en más de una ocasión al ‘banco malo’, que «le confirmó que se trataba de un error y que el domicilio con el que tienen algún tipo de problema contractual es otro que está en el mismo edificio».

Pese a ello, «el supuesto trabajador hizo caso omiso a sus explicaciones y persistió en que a él le habían confirmado que era esa vivienda, que le daba igual todo lo que él dijera y le dijo al denunciante que es un okupa antes de abandonar el lugar».

En declaraciones a NueveCuatroUno, este vecino sospecha que la compañía «intenta desalojar algún domicilio pero suele equivocarse, presuntamente por un error en la base de datos de viviendas embargadas». Según explica, «se están dedicando a intimidar a los habitantes de la urbanización, a través de dos empresas externas».

«Cambian la cerradura cuando no hay nadie en casa»

El denunciante relata el procedimiento que siguen estos operarios: «Mandan frecuentemente a cerrajeros y, cuando el domicilio está vacío, cambian la cerradura y sacan todas las pertenencias de su interior, cargándolo todo en furgonetas», un trámite que se resuelve «en un par de horas».

Según sus explicaciones, estos hechos se vienen produciendo desde el pasado mes de febrero, si bien «con la de esta semana van cuatro tentativas de descerraje en viviendas equivocadas, alguna de ellas provocando daños».

«Con una orden de trabajo, ni siquiera con una orden judicial ni acompañados por funcionarios policiales ni del juzgado, los cerrajeros le dicen a todos los vecinos que van a desahuciar a los inquilinos por okupas», concluye, subrayando que «son acciones del todo ilegales».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir