La Rioja

Cruz Roja, 112 y San Pedro: así funcionan las emergencias en La Rioja

Esther Espinosa, responsable de Voluntariado y Formación de Cruz Roja, se ha pasado por ‘Un día en La Rioja’ para valorar la situación de su sector: «Somos una organización grande, ojalá no tuviéramos que llegar a tantas personas, pero estamos muy contentos con La Rioja, una comunidad muy solidaria». Su ayuda no sólo se limita a las ambulancias sino que abarca a cualquier colectivo vulnerable.

«Desgraciadamente, no hemos visto una disminución en el número de usuarios, pero las demandas sí han cambiado», ha explicado. Por otro lado, ha puesto el foco en que la pobreza no debe cronificarse ni normalizarse, puesto que eso significa el fracaso de una sociedad. «Necesitamos seguir combatiéndola día a día», ha subrayado.

Ha destacado la importancia del voluntariado. «A la gente le da reparo, pero cuando ven que ayudan tanto allí y cómo se les remueve el espíritu, no pueden dejarlo». Eso sí, siempre con una premisa clara: el voluntario es dueño de su tiempo. «Estamos contentos, pero podríamos tener el doble de ayuda y hacer el doble», ha afirmado. Pese a todo, da un mensaje optimista: «La ayuda es creciente y tenemos que ser conscientes de que si queremos una sociedad comprometida, debemos organizarnos».

Desde la capital sanitaria riojana

‘Un día en La Rioja’ también se ha acercado hasta el Hospital San Pedro. Pedro Marco, coordinador del servicio de Urgencias, ha explicado la situación: «Días especialmente agitados son todos, la demanda es progresivamente creciente y muy relacionada con el calor (mareos, pérdidas de conciencia y síncopes), aunque la población se cuida y tiene conocimiento de la temática. Lo más positivo es que no hemos tenido casos graves».

También ha dado los típicos consejos para evitarlo: quedarse en casa durante las horas centrales del día y no hacer ejercicio, hidratarse muy bien para reemplazar la sudoración, precaución con la cafeína y el alcohol. Pero sobre todo, no exponerse demasiado al sol, especialmente para niños y jóvenes: «Desde la Dirección de Salud Pública hemos activado el programa de atención por exceso de temperatura, donde se recuerdan unas normas a seguir para los pacientes afectados».

Cambiando de tercio, Alicia Ibáñez, supervisora de enfermería, avisa de tres nuevos nacimientos. «Los niños vienen cuando tienen que venir, no influye mucho. En las madres el calor influye en la dilatación de piernas», ha resumido. El número de partos por día suele variar entre cinco y diez, según ha indicado la propia Ibáñez.

Urgencias

En el 112 (SOS Rioja) también están acostumbrados a vivir siempre alerta. Cristina Maiso es la directora general encargada del área: «Tenemos una ola de calor y estamos en alerta roja. Estamos 365 días recibiendo llamadas, casi siempre sanitarias, pero pueden ser urgencias sociales, incendios, coordinación u otros siniestros». Junto a las operadoras, hay médicos del SERIS, del sistema autonómico y relacionados con los servicios sociales: «La coordinación es más fluida y la atención, más eficaz».

Cuando se recibe una llamada, los modos de actuación implican la activación de cuerpos de seguridad, bomberos y demás personas especializadas. «Tenemos un convenio con el teléfono de la Esperanza (prevención de suicidios) para atender esta problemática», explica. Por otro lado, desde este teléfono se han acercado a las escuelas, para que 800 escolares de entre seis y doce años puedan conocer su funcionamiento y actuar cuando las circunstancias lo requieran.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir