Deportes

«Hay un cambio gigantesco en el papel de la mujer en el deporte»

Ana Sáenz de Pipaón (Logroño, 5 de febrero de 1993) cuenta en su palmarés con un campeonato de Europa y un subcampeonato del mundo sub 17. Comenzó su carrera en el Atlético Revellín riojano, pero pronto pasó al Zaragoza CFF, donde llegó a Primera División. En 2015 desembarcó en el EDF, donde permaneció hasta el 2018. Cambió de aires hacia el Córdoba y, finalmente, recaló en el Tacón.

La escuadra madrileña ha ascendido a la Liga Iberdrola y jugará la próxima temporada en la Ciudad Real Madrid. Ahora, el club del Bernabéu propondrá en una asamblea extraordinaria la absorción del Tacón, haciéndose efectiva el 1 de julio de 2020.

Doctora de profesión, tuvo que emplearse a fondo durante el transcurso de un encuentro en tierras cordobesas. Su equipo disputó un partido ante el Peña Valle extremeño y ella no dudó en reanimar a una rival que se había desplomado por una posible bajada de tensión. Polifacética, también organiza en estas fechas un campus en el Mundial 82, con el objetivo de trabajar las bases y potenciar el fútbol femenino.

La logroñesa recuerda su ascenso con el Tacón: «Fue una alegría tremenda, el año pasado no pude celebrar el ascenso con el EDF y este año en Córdoba vi que estaba muy difícil. Llegué a un equipo donde sí se podía luchar por ello y, cuando lo conseguimos, fue una alegría inmensa volver a Primera tantos años después». Para ella, ha sido una sorpresa la posible absorción por parte del Real Madrid: «Siempre había rumores y el año pasado también, pero no nos lo esperábamos tan pronto».

La futbolista riojana destaca que el de Chamartín «es un club muy potente, un escudo que pesa mucho y eso va a llamar la atención de muchas jugadoras. Tienen grandes instalaciones y seguro que nos tratan muy bien». El anuncio no ha generado precisamente unanimidad entre los aficionados al fútbol femenino, pero la futbolista lo tiene claro, «más vale tarde que nunca». A su vez, aprovecha para animar a los equipos que no tienen sección femenina a sumarse. Eso sí, su futuro personal sigue en el aire.

Tampoco tiene dudas en defender los derechos de sus compañeras de profesión. «Luchamos por un convenio colectivo digno donde al menos se nos pague el salario mínimo interprofesional. La cotización de horas tiene que ser la adecuada. Si yo me voy el viernes por la noche a jugar un partido y vuelvo el domingo, estoy 48 horas. Hay mucha diferencia de salario, no hay nada regulado y estamos luchando con la AFE para tratar de solucionarlo».

Progresión a tener en cuenta

También analiza los éxitos de la selección femenina y el gran Mundial que ha hecho España. Únicamente dos penaltis tumbaron a ‘La Roja’ frente a EE.UU (considerada la mejor selección del mundo): «Está habiendo un cambio gigantesco en el papel de la mujer en el deporte. Hace años eso era impensable, fuimos mejores. Ya no suena extraño hablar de fútbol femenino, la gente habla del partido y conoce a las jugadoras».

En esta línea, también es muy importante que se sigan abriendo estadios grandes: «Jugar en ambientes y campos más grandes favorece el espectáculo, sea masculino o femenino», remarca. Según su punto de vista, lo importante sigue siendo la formación: «Las más pequeñas son el mañana». En esa línea, celebra la segunda edición de su campus en el Mundial 82 (hasta este viernes). En esta ocasión, cuenta con 38 chicas jóvenes con ilusión por este deporte. «A alguna niña incluso no le gustaba el fútbol. Me ha hecho mucha ilusión que lo sigan y que quieran ser como las futbolistas de la selección española», indica.

La Rioja también ha vivido un cambio espectacular en cuanto al fútbol femenino y Sáenz de Pipaón lo destaca: «Hace quince años apenas existía y tenemos un equipo en Primera (EDF Logroño) y dos en Segunda (Atlético Revellín y Pradejón). Para aguantarlo, tenemos que conservar la base; si no lo hacemos tenemos riesgo de derribo».

Sobre el EDF, afirma que se están haciendo las cosas bien y cree necesario hacer una buena plantilla para lograr la permanencia porque el nivel medio está subiendo mucho. «Me gustaría que hubiera más riojanas, pero somos una comunidad pequeña», concluye.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir