Cultura y Sociedad

Canales de la Sierra: llenar la «España vacía» con teatro y cultura

Canales de la Sierra: llenar la «España vacía» con teatro y cultura

Canales de la Sierra es un pequeño pueblo riojano ubicado en la Sierra de la Demanda con apenas 85 habitantes en su censo. Es uno de los muchos territorios que llevan la etiqueta de la llamada «España vacía». Sin embargo, Canales alberga un tesoro: su corral de comedias, con más de tres siglos de vida. Tras 30 años en desuso y su rehabilitación, este año se remodeló con el fin de volver a realizar su cometido.

Este lugar tan especial será el que acogerá en agosto su primer festival y que llenará de vida y de cultura el pequeño pueblo. Teatro como arma para luchar contra el oscuro fantasma de la despoblación que amenaza a la vida rural.

La celebración del festival ‘Canales Demanda Teatro’ ha nacido de la idea de Domingo García y Benjamín Blanco. Ambos han vivido los veranos en Canales junto a sus familiares.

El teatro de Canales de la Sierra subirá el telón para el original evento el próximo 4 de agosto y lo bajará el 17. A su escenario, se subirán varios actores y actrices reconocidos a nivel nacional e internacional, cuyos nombres todavía no se han dado a conocer para mantener la incertidumbre.

Según ha contado Domingo García a NueveCuatroUno, están muy sorprendidos de la acogida de la propuesta por parte de estos profesionales: «Estamos hablando de compañías de actores importantes cuya respuesta ha sido siempre muy positiva. Todos se han mostrado dispuestos a venir a un pueblo como Canales». Además, García ha dejado entrever que, «seguramente», alguno de estos misteriosos participantes tenga relación con La Rioja.

Ver y aprender Teatro en un entorno rural

El 4 de agosto comenzará el I Festival de Teatro de Canales de la Sierra y la Demanda con el estreno de la obra «La Muerte y La Doncella», realizada por la compañía teatral La Garnacha: «No lo dudaron y encima nos hicieron la propuesta de realizar esta nueva obra, la cual nunca han representado». «Será un estreno mundial», cuenta García.

Además de distintas funciones teatrales durante el día (con el cartel aún sin cerrar), también tendrá lugar las «Noches Canallas», funciones destinadas a un público más adulto y que ha tomado ese adjetivo, «canalla», en honor a un clásico bar del pueblo.

A parte de ver teatro, el público también tendrá la oportunidad de aprenderlo, mediante la participación en diferentes charlas y talleres. «Va ha haber una especie de campamento, de formación en arte dramático que anunciaremos los próximos días con la participación de estancias en el pueblo», cuenta este joven canaliego. «También tendrán lugar una especie de charlas en forma de mesa redonda para hablar sobre el teatro en la sierra y en un entorno rural impartidas por personalidades del teatro», explica el organizador.

Aunque no se conocen todas las compañías y organizaciones artísticas implicadas con la iniciativa, el vecino de Canales ha querido mostrar su agradecimiento e ilusión ante la disponibilidad de todas ellas: «Todas las compañías de teatro con las que hemos hablado están muy contentas con el proyecto, con el entorno rural y con las características arquitectónicas del teatro».

Precalentamiento y colaboración con Demanda Folk

Para ir «calentando los focos» antes de la llegada del festival, el próximo 22 de junio el teatro de Canales de la Sierra acogerá al grupo de teatro de la Universidad de Popular de Logroño en su muestra de la «Nueva Ópera Pánica» de Jodorowsky (entradas disponibles en los bares de Canales o en la sede de la Universidad Popular de Logroño).

El 31 de julio, el teatro ofrecerá un entremés musical en colaboración con el festival Demanda Folk, en el que participarán el etnógrafo Javier Asensio y el grupo riojano Tündra. «Demanda Folk y Canales Teatro son prácticamente las dos únicas iniciativas culturales que hay en la zona. Hablamos con ellos para que nos promocionen un poco y viceversa con el fin de mantener estas iniciativas en la Sierra de la Demanda», explica el organizador.

El teatro tiene una capacidad de 190 personas, en vez de butacas dispone de bancos corridos, bancos que se verán ocupados si esta especial iniciativa tiene la misma repercusión que tuvieron las obras que se estrenaron el pasado 20 de abril y que anunciaban la pretensión de estos vecinos de Canales de enseñar el encanto de la vida rural a través del poder del teatro, la música, la cultura y el arte en general.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir