La Rioja

Ecologistas en Acción concede a Cuca Gamarra el premio ‘Atila 2019’

Ecologistas en Acción ha anunciado este martes la concesión de su premio ‘Atila’ a la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, alegando “seis méritos capitales” para su designación.

El primero de ellos es “citar hasta seis veces el término desarrollo sostenible o sostenibilidad en el último discurso sobre el Estado de la Ciudad, sin tener ni idea de lo que en realidad quiere decir este concepto”. “Nada más pensar en la hipoteca que nos deja a todos los logroñeses, con la faraónica obra de las estaciones, ya no hacen falta más explicaciones”, indican los ecologistas.

El segundo motivo es “haber permitido que su concejal de medio ambiente y eficiencia energética haya desarrollado una política medioambiental nefasta en su totalidad que lucha contra el arbolado de Logroño para que no moleste, en lugar de cumplir su propio Plan de Gestión”, lo que “ha provocado la desaparición de un alto porcentaje de zonas sombreadas en nuestras calles, lo que ha dado como resultado una ciudad menos habitable”.

También le ‘reconocen’ que el plan municipal de adaptación al cambio climático “no deja de ser un documento copiado en gran parte de otros planes y cuyas medidas no plantean nada que de aplicarse conseguiría mitigar el problema transversal”. La cuarta razón es “desoír la mención aprobada por el pleno en relación con la continuada aplicación en parque y calles del glifosato, herbicida con cierto riesgo para las personas que se aplica sin señalizar que se ha utilizado, contraviniendo la normativa en vigor”. “Lo mismo se puede señalar en la no vigilancia de los huertos de ocio en los que se emplean productos como herbicidas y pesticidas que prohíbe la norma de uso que establece la obligación de cultivar el huerto de forma ecológica”, subraya el colectivo.

Otro de los motivos que convierten a Gamarra en merecedora del premio Atila es “mantener a un concejal de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas que incumple el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, de cuyas 120 medidas solo se han cumplido 37”. “Algunas de ellas, como la referida a la pacificación de las calles, se han aplicado para poder sumar número sin que realmente se haya conseguido mitigar la circulación que todos los días origina uno o dos accidentes, con varios muertos a lo largo de los años de gobierno de la actual corporación”, indica Ecologistas en Acción.

Por último, justifican el premio por “permitir que este mimo concejal no haya sido capaz de incrementar la maltrecha y mal hecha red de carriles bici de nuestra ciudad, aunque hubiese sido en algunos metros”.

Subir