La Rioja

Cuatro comunidades de Logroño llevan a la Fiscalía su calvario con un vecino

En las comunidades de vecinos la convivencia es clave para el devenir de sus habitantes. En cuatro de ellas, de Logroño, esa aspiración es una utopía por el comportamiento de uno de los inquilinos. «Sufrimos desde hace años una insoportable convivencia con un vecino», explican algunos de los vecinos de las comunidades ubicadas en Vara de Rey 69, 71 y 73, así como los de Duques de Nájera 8.

Entre sus acciones se encuentra el «lanzar todo tipo de objetos al patio comunitario -de las cuatro comunidades-. Se ha reparado el tejado del garaje -al que da ese patio- en numerosas ocasiones. Ha destrozado coches lanzando objetos pesados -ladrillos, silla de oficina…-«, apuntan los afectados.

Pero no es la única de las fechorías que denuncian sus ‘sufridores’ vecinos: «ha lanzado diversos objetos por el hueco de la escalera de su comunidad (Duques de Nájera, 8). Entre ellos basura, platos de cerámica, cristal… y una televisión. Cinco minutos antes de lanzar este electrodoméstico estaba esperando el ascensor un padre y sus dos hijas, donde impactó la misma», apuntan.

Gritos a altas horas de la madrugada para evitar que puedan dormir los vecinos, con insultos y música alta; golpear con un martillo las vigas del edificio a todas las horas del día; cerrar y abrir la puerta de su domicilio con mucha fuerza para que tiemblen puertas, ventanas y cristales también da cuenta del perfil de este inquilino, que cuenta en su haber destrozos del portal, del ascensor y diversos objetos comunes de la comunidad.

Además, según indican a este medio sus vecinos, el denunciado «ha llenado de su propia sangre, desde el telefonillo hasta el rellano de su casa».

Ya ha sido denunciado en numerosas ocasiones y, tal como relatan los vecinos a NueveCuatroUno, la Policía cuenta la comunidad como uno de sus destinos frecuentes en las últimas semanas.

Ante el «silencio administrativo» de Servicios Sociales, Policía Nacional, Policía Local y Ayuntamiento de Logroño, los vecinos recurrieron a las redes sociales y a los medios de comunicación para compartir su hartazgo sobre esta situación.

A partir de ahí, los concejales Paloma Corres y Miguel Sáinz se reunieron con los representantes de los vecinos afectados, en torno a un centenar de propietarios. Y, como precisan, esta semana se han empezado a tomar medidas al respecto por la vía judicial. Porque las cuatro comunidades de propietarios se han decidido a presentar conjuntamente una denuncia ante la Fiscalía.

«Ya se le ha juzgado por destrozos y se le ha condenado a pagar los desperfectos y las costas del proceso», indican los propietarios de las fincas, en las que se han instalado cámaras de seguridad para poder utilizar las imágenes como prueba en el caso de que se produzcan nuevos episodios desagradables.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir