La Rioja

Solo el turismo rompe la dinámica de crecimiento en la empresa riojana

El primer trimestre de 2019, en relación con el mismo periodo del año pasado, ha finalizado para la economía riojana con datos positivos en todos los sectores, a excepción del turismo, según revela la Encuesta de Coyuntura de la Cámara de Comercio de La Rioja

Según sus resultados, la industria finaliza el trimestre con saldo neto positivos (+20), al igual que la construcción (+33), comercio (+11) y otros servicios (+45). Por su parte, el turismo sigue en números rojos y finaliza el periodo arrojando un saldo negativo (-40) en su cifra de negocios en comparación con el inicio de 2018.

En general, se cierra el periodo con un saldo positivo de +27 puntos en el conjunto de sectores, ya que un 49% de los encuestados asegura que ha vendido más que en el mismo trimestre de 2018 y un 22% afirma lo contrario. El 29% restante asegura que sus ventas han sido iguales.

La Encuesta de Coyuntura Empresarial de La Rioja, que elabora la Cámara de Comercio, fue remitida a cerca de 600 empresas de la región y estudia cinco parámetros (cifra de negocio, trabajadores, precios, inversión y exportaciones) en cada sector (industria, construcción, comercio, turismo y otros servicios). Asimismo, se evalúan los factores que limitan la marcha de los negocios.

Dos de cada tres empresarios atisban una nueva crisis

El objetivo de estudio de opinión es conocer, de modo objetivo, las opiniones empresariales riojanas acerca de diferentes asuntos como consumo, empleo, producción o inversión, entre otros.

Ante la pregunta de si estamos a las puertas de una nueva crisis económica, el 63,2% respondió afirmativamente y el 36,8% dijo que no. El 86,8% también cree que la incertidumbre económica dominará el panorama económico español en el presente ejercicio y el 54,5% cree que esta incertidumbre será alta, el 42,9% normal y el 2,6% baja.

El 77,4% de los encuestados también señaló que la economía española presenta menor dinamismo en consumo e inversión.

Se les cuestionó sobre las expectativas particulares de su empresa para el presente ejercicio. En este sentido, el 21% afirmó que mejoran; el 61,3% que siguen igual y un 17,7% dijo que empeoran.

La tónica general de las previsiones empresariales sobre diferentes variables como consumo, creación de empleo, producción, inversión, morosidad, tipos de interés y precios está mayoritariamente instalada en la respuesta de sigue igual (entre el 54,6% y el 70,9% en función de la variable); entre el 22,2% y el 33,6% de las respuestas es a peor en función de las variables; y a mejor en una horquilla entre el 2,9% y el 14,8%.

También se les preguntó sobre los desequilibrios más importantes que existen en este momento: el paro ocupa el primer lugar (75,5%), seguido de el elevado nivel de endeudamiento (61,6%) y del déficit público (57,7%).

Además, un 85,2% considera que las debilidades de la economía española no van camino de resolverse. Tan sólo el 14,8% opina lo contrario.

Finalmente, respecto a las prioridades estratégicas que tiene la empresa, el 60,3% señala la mejora de la competitividad (costes y mejora de procesos productivos), seguido del marketing y comercialización (42,6%); el desarrollo de nuevos productos o servicios (32,9%); exportar e internacionalizarse (24,2%); invertir en infraestructuras (12,3%) y la transformación digital (8,1%).

Comentarios
Subir