Deportes

El Calahorra apuntala sus opciones de salvación

El Club Deportivo Calahorra está a punto de conseguir su objetivo primordial: la permanencia. Los rojillos suman 43 puntos y se sitúan cinco puntos por encima del ‘playout’ y diez sobre el descenso directo, algo que ya se antoja casi imposible. La victoria frente al Vitoria (2-0) ha despejado buena parte de las dudas. Salvo descalabro mayúsculo, los pupilos de Miguel Sola seguirán en la categoría de bronce.

El próximo duelo podría resolver definitivamente la temporada. Toca visitar al Real Unión (este domingo, a las 12 horas), que marca la promoción de descenso, pero los rojillos han abierto hueco con la relegación directa (Gernika, con 33 puntos). Un punto en el Stadium Gal sería positivo para los calagurritanos, que mantendrían así su colchón a falta de tres fechas por disputarse. Además, si los resultados se son positivos, la entidad podría tener alguna oportunidad de entrar en la próxima edición de la Copa del Rey.

Lo que es seguro es que el ‘torneo del KO’ cambiará su fisionomía de cara a la próxima campaña. La novedad afectará directamente a los equipos de Segunda División B y la intención federativa es que al menos 32 equipos de la categoría disputen la competición. De aplicarse esta fórmula, los ocho mejores de cada grupo acabarían tomando parte. Las previsiones más optimistas podrían incluir a toda la categoría. De todas formas, lo primordial es asegurar la continuidad y después, si hay tiempo, apurar opciones.

El equilibrio es total en la zona media de la tabla. La séptima y la octava posición son para el Leioa y el Langreo, ambos con 46 puntos en su casillero. Les siguen Real Sociedad B, Amorebieta y Sporting B (44) y un punto por debajo, en duodécima posición, se sitúan los riojanos. Por detrás se ubican Arenas de Getxo (41), Tudelano (40) e Izarra (38), con quien los irundarras se jugarían su futuro a cara o cruz en una doble eliminatoria.

Después de viajar al País Vasco, restaría recibir al Bilbao Athletic en casa, viajar hacia Tudela y acabar la competición en la capital de La Rioja Baja frente a la Gimnástica de Torrelavega. Si todo va bien, ese día no habrá nada en juego más allá del honor deportivo. La fiesta sería multitudinaria. Ya se otea la orilla, ya se ven las palmeras, pero hacen falta unos cuatro puntos para llegar a tierra y poder tomar un merecido descanso.

Comentarios
Subir