Semana Santa

El Silencio se quedó sin palabras al no poder salir de La Redonda

Minutos antes de la medianoche, de estrenar el Viernes Santo, los peores pronósticos se hicieron realidad: suspendida la procesión del «Silencio y Dolor de María Madgalena». Si bien en este caso se cumplieron ambas consideraciones, los fieles, agolpados en la Concatedral de La Redonda, y sobre todo los cofrades de María Magdalena se quedaron en silencio y sintieron el dolor por la cancelación.

Así pues, la imagen de Santa María Magdalena no realizó su recorrido, precisamente en uno de los pocos lugares que procesiona. Tras la mala noticia los cofrades hicieron un acto privado en el interior de La Redonda.

Comentarios
Subir