Deportes

Victoria para por si acaso

Por si acaso… Ha sido el partido del por si acaso. Porque por si acaso ha ganado la Unión Deportiva Logroñés.

Por si acaso había que ganar en Ellakuri tras la derrota del domingo anterior en Las Gaunas. Para por si acaso alguien dudaba de este equipo. Para por si acaso el Oviedo Vetusta, tras ganar por la mañana a la Real B, se veía a solo cinco puntos de los riojanos. Para por si acaso el Mirandés, tras empatar en Urbieta (es lo normal), se sentía ya segundo. Por si acaso…

Para por si acaso el equipo mostraba señales de flaqueza en el peor momento, en esta recta final de campeonato. Para por si acaso alguien intuía que el final podría parecerse demasiado al mal inicio de torneo. Para por si acaso los futbolistas estaban entrando en pánico. Para por si acaso la hinchada veía que ocho puntos eran suficientes cuando quedaban 18 por jugarse…

Este equipo ha hecho los deberes, ha ganado en casa del colista, mantiene los ocho puntos de ventaja sobre el quinto cuando restan 15 por jugarse, y recorta a cuatro la distancia con un Mirandés tan irregular con el resto de conjuntos de este Grupo 2.

Para por si acaso, ha ganado la Unión Deportiva Logroñés para ir adelantando el trabajo que el pasado domingo dejó en suspenso en Las Gaunas. Para por si acaso, se ha mostrado recuperado del error del pasado domingo. Con quince empates, ganar al Vitoria no se intuía como un hecho menor, como es habitual en este grupo, donde ganar es tan complicado como perder, pero empatar el pan nuestro de cada día.

Y sin embargo, ha parecido más sencillo de lo que suele ser costumbre, lo que viene a dignificar el buen trabajo realizado de inicio por Sergio Rodríguez y su once titular, repleto de novedades. Paredes e Iñaki, en la banda izquierda para un partido fantástico de los dos, que será difícil volver a repetir en las próximas semanas, porque la peor noticia de este encuentro ha sido la lesión muscular en el tramo final de Jaime Paredes, que parece se ha roto a la espera de las pruebas médicas.

Acertada ha sido la decisión de dar descanso a Carles Salvador, algo congestionado en las últimas fechas, y situar de inicio de Lander Olaetxea junto a Andy. Y entonces, un paso más atrás, brilla más Lander Olaetxea y se eleva Andy Rodríguez, que ha completado una sensacional primera parte. Dueño y señor del juego, desde el centro del campo, Andy ha mandado a los suyos a completar el trabajo… para por si acaso. Y como ha visto que Marcos André y Ander Vitoria andaban con la pólvora mojada, le ha bastado asomarse una vez al balcón del área para aprovechar una enorme asistencia atrás de Vitoria y marcarle el primero al Vitoria en el minuto 25.

Jugada de tiralíneas del equipo. Ha llegado por la banda izquierda, y no es casualidad. Y ha llegado con una peinada de Marcos André, que tampoco es casualidad, y con un control con el pecho de Vitoria y una asistencia atrás que tampoco surgen por pura casualidad. Es la calidad la que manda, y este equipo tiene calidad. Solo le falta acertar lo antes posible para no entrar en la precipitación que lastra habitualmente muchos buenos planes.

Porque este equipo ante el colista ha tenido varias antes del primero y unas cuantas más antes del segundo, que ha llegado en un error del mejor de los locales, su portero Areitio, mejor ante el mano a mano que en las salidas aéreas. Ha fallado en la última jugada del primer tiempo. Salida a destiempo y peinada de Marcos André para hacer el segundo y dejar el partido visto para sentencia.

Porque para por si acaso, este equipo ha hecho dos, y ha sabido no cometer los errores del pasado domingo. No le ha concedido al rival el derecho a creer al menos en el empate. Ha matado la segunda parte como sólo saben hacer los equipos más experimentados de la categoría, esos que en la primera mitad te ganan, en la segunda te duermen, como hacen los equipos que están listos para un playoff de ascenso, donde las batallas se vuelven sin duda mucho más intensas.

Porque para por si acaso, la Unión Deportiva Logroñés ha ganado en casa del colista y ya parece que es una cuestión de tiempo certificar al menos la cuarta posición. Porque es bastante probable que este equipo no gane todos los partidos que le quedan de aquí al final. Pero es bastante probable que sus rivales tampoco lo hagan. Ahora solo falta dar respuesta a una pregunta importante: el próximo sábado en Anduva se enfrentan el Mirandés y el Oviedo Vetusta, ¿con qué equipo irá Sergio Rodríguez? ¿Y la plantilla? ¿Y los aficionados? Para por si acaso, lo mejor será firmar dos victorias más cuanto antes y que las matemáticas certifiquen lo que ya parece un hecho. Pero por si acaso…

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir