Empresas

Hay acuerdo: Talleres Lispar despedirá a veinte trabajadores hasta final de año

El comité de empresa de Talleres Lispar ha suscrito un acuerdo respaldado por el 77% de la plantilla por el que la compañía extinguirá un total de veinte contratos de aquí a final de año, todos con carácter voluntario. Esta maniobra se produce ante la decisión de Standard Profil de unificar dos de sus filiales: la propia Lispar y Manipulados Mendavia.

Trece de esos veinte contratos se han extinguido de forma inmediata, mientras que los otros siete lo harán a lo largo de este ejercicio. Los trabajadores afectados por los recortes han podido optar a las siguientes modalidades, según ha especificado CSIF:

-Una indemnización superior en un 50% a la estipulada por la actual legislación laboral, con 30 días por año trabajado, hasta un máximo de 18 meses.

-La indemnización legal (20 días por año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades) incrementada en 5.000 euros.

-Un plan de prejubilación para trabajadores con edades entre 60 y 63 años.

-Una indemnización complementaria mensual a la prestación por desempleo, hasta alcanzar el 90 por ciento de su salario actual, pudiendo trascurridos dos años solicitar la reincorporación a la empresa, en caso de existir vacantes.

Más despidos

Estas extinciones se verán incrementadas con una más, en el momento en el que se materialice la fusión.

Por otra parte, si se da un descenso notable en los volúmenes de producción, la empresa podrá ejecutar con este plan hasta 30 despidos más, hasta el 31 de diciembre de 2020. En este caso, los trabajadores recibirían la misma indemnización de treinta días por año trabajado, hasta un máximo de dieciocho mensualidades, facilitando la salida voluntaria de los mismos, siempre que no sean mayores de 50 años y suponga un aporte económico al Tesoro Público.

Además, este plan contempla una serie de medidas que serán efectivas una vez que se haya producido la fusión de las dos filiales de la empresa. Cerca de 85 profesionales, principalmente mujeres y que, en la actualidad, están encuadrados en un grupo profesional superior a las funciones que realizan, pasarán a formar parte del grupo determinado por el convenio colectivo, y percibirán un complemento personal no absorbible equivalente al 75 por ciento de la diferencia salarial entre los dos grupos.

CSIF agradece la generosidad de este colectivo que ha sabido estar a la altura de las difíciles circunstancias y que verá disminuido su salario alrededor de 600 euros al año. Por su parte, la empresa se compromete a realizar una gran inversión para que los futuros proyectos, que encajen en los procesos en los que está especializada la plantilla de Talleres Lispar, incluidos los de alto nivel tecnológico, se desarrollen en la nueva planta que se pretende crear.

CSIF confía que el ejercicio de responsabilidad realizado por los trabajadores y sus representantes sirva para garantizar el futuro de la plantilla de esta empresa y evite un nuevo fracaso en el debilitado tejido industrial de La Rioja que lleva años viendo como cierran sus grandes empresas.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir