La Rioja

Investigación riojana para una prótesis de rodilla personalizada con impresión 3D

El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) será uno de los principales responsables de desarrollar el proyecto europeo ‘BD-KNEE’, cuyo objetivo principal es proporcionar prótesis de rodilla a medida del paciente gracias al empleo de tecnologías de inteligencia artificial, Big Data e impresión 3D.

La consejera de Salud, María Martín, ha dado a conocer este lunes las novedades del proyecto científico acompañada por el director gerente de la Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio, el director de investigación del CIBIR, Eduardo Mirpuri, investigadores de la Unidad de Biomarcadores y Señalización Molecular encabezada por Ignacio Larrayoz, y profesionales del Servicio de Traumatología del Hospital San Pedro.

La artroplastia total de rodilla, intervención quirúrgica que reemplaza de forma íntegra la articulación por una prótesis, es uno de los procedimientos ortopédicos realizados con más frecuencia. A pesar de ello, actualmente no es posible producir prótesis que se adapten perfectamente a la anatomía específica de cada paciente, presentando en ocasiones complicaciones que afectan a su calidad de vida.

«Precisamente, y con el objetivo de mejorar la prestación asistencial de los pacientes sometidos a este tipo de intervención, el CIBIR participa en este nuevo proyecto de investigación, que proporcionará una solución específica para cada usuario mediante la aplicación de elementos de impresión 3D, inteligencia artificial y dispositivos portátiles que diseñen prótesis personalizadas», ha explicado Martín.

La nueva actuación será posible gracias a un pormenorizado análisis de la anatomía del paciente, generando un reemplazo protésico totalmente personalizado. Así, mediante el empleo de las prótesis a medida, los tiempos de intervención quirúrgica se verán reducidos y el proceso de rehabilitación será más rápido y eficaz gracias al sensor implantado en la prótesis, que será capaz de monitorizar la recuperación de la cirugía y detectar de manera temprana diferentes complicaciones.

En este sentido, la titular de Salud ha subrayado que «fruto de este acuerdo el Hospital San Pedro será uno de los primeros centros hospitalarios del mundo en incorporar la nueva tecnología, concretamente, cinco pacientes riojanos serán los primeros usuarios beneficiados por el uso de las prótesis personalizadas».

De esta forma, el CIBIR será la institución encargada de “validar la totalidad de la tecnología empleada, cooperando además en el diseño e impresión de las prótesis y en la monitorización de la información suministrada por los sensores implantados durante la intervención quirúrgica”, según ha recalcado la consejera.

La investigación se prolongará durante los próximos tres años y contará con una financiación de 3 millones de euros provenientes del programa Horizonte 2020. El proyecto será coordinado por REJOINT, compañía italiana que trabaja en la industria de implantes ortopédicos y que aporta los conocimientos técnicos de las prótesis impresas en 3D y soluciones de inteligencia artificial.

Por su parte, la consultora Tecnologías Avanzadas Inspiralia ha sido la encargada de la redacción del proyecto y de la configuración del consorcio. De la misma manera, la investigación también contará con la participación de ICT-Sensoria, asociación empresarial de Países Bajos y Estados Unidos que ofrece las soluciones de integración de software en relación al desarrollo de la prótesis inteligente y el rendimiento de los sensores a través de una aplicación web; y Orthokey, empresa italiana líder en investigación en el campo de la cirugía asistida por ordenador.

El servicio de Traumatología ya utiliza la impresión 3D

Asimismo, a lo largo de la reunión se ha adelantado que el CIBIR y el Servicio de Traumatología del Hospital San Pedro ya están empleando técnicas similares para ofrecer soluciones a las intervenciones quirúrgicas atendidas por el servicio hospitalario. Se trata del desarrollo de reconstrucciones parciales o totales de prótesis o huesos a través del uso de imágenes por TAC que ofrecen una mejor planificación de las intervenciones y un estudio de alternativas de manera previa a las operaciones.

Gracias a la incorporación de esta tecnología, los pacientes ven aumentada la calidad de su prestación asistencial, aminorando los posibles menores efectos secundarios, reduciendo los tiempos durante la intervención y aumentando la eficacia a lo largo del proceso de recuperación.

En un futuro próximo se espera que estas actuaciones se amplíen a otras unidades del centro que puedan emplear la visualización de imágenes médicas en 3D a partir de imágenes por TAC o PET.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir