La Rioja

Esperanza para las 7 Villas: ensanche y mejora de la LR-113

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha subrayado este lunes los beneficios que, desde el punto de vista de la seguridad vial, reportará el ensanche y mejora de la carretera LR-113 entre la Venta de Goyo y la presa de Mansilla.

José Ignacio Ceniceros, que ha participado en la presentación del proyecto, ha añadido que esta obra se ha licitado con un presupuesto de casi 4 millones de euros y un plazo de ejecución de 16 meses, y que hay una partida de 1,5 millones consignada en los presupuestos de 2019 para poder comenzarla.

“Sé que esta es una de las principales demandas de las 7 Villas”, ha declarado y, por ello, según ha puesto de manifiesto, retomar el ensanche del Corredor del Najerilla ha sido para el Gobierno de La Rioja “un objetivo permanente que ahora podemos acometer”.

A la presentación también han asistido el consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas; el director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora; y los alcaldes de Mansilla, José Manuel Ballesteros; Villavelayo, Alfredo Herrero; Canales de la Sierra, José Luis Vicario; Ventrosa, Carlos Fernández; Viniegra de Abajo, Laura Crespi, y Viniegra de Arriba, José Ignacio Martínez.

Por otra parte, José Ignacio Ceniceros ha indicado que las obras en esta carretera “llevan aparejado un gran esfuerzo económico, un millón de euros por kilómetro, pero son necesarias si queremos que los principales corredores autonómicos sean seguros para vecinos y visitantes”.

El proyecto contempla la ampliación de la plataforma de la calzada hasta alcanzar una anchura de siete metros, con dos carriles de tres metros cada uno y arcenes de 0,5 metros en ambas márgenes, para garantizar el paso con seguridad de dos vehículos que circulan en sentido contrario.

Además, se mejora el trazado, aprovechando el recorrido actual en lo posible y modificando, en especial, las curvas más peligrosas para proporcionar mayor visibilidad a los conductores y mayor seguridad en las maniobras.

También incluye la renovación del firme de la calzada, la construcción de estructuras para ampliar la calzada (voladizos) y muros de contención, para evitar desprendimientos en esta zona con unas condiciones orográficas complejas; y la instalación de barreras y otros elementos de seguridad, así como la mejora del drenaje, la renovación de la señalización horizontal y vertical, la restauración del medio natural y la estabilización de taludes.

La intensidad media diaria en el tramo en el que se va a actuar se cifra en 160 vehículos diarios, de los cuales el 10% corresponde a pesados.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir