La Rioja

“En minutos se controló la situación y en pocas horas ya había suministro”

Más de treinta funcionarios y personal de empresas intervinieron en las roturas de tuberías del pasado viernes en Logroño. El tiempo de respuesta medio (desde el aviso a la llegada de la patrulla) de Policía Local fue de 1,30 minutos; el de Bomberos de 9 minutos y el control de la fuga por parte de los técnicos y operarios del Servicio de Aguas de doce minutos aproximadamente.

“En escasos minutos se controló la situación y en pocas horas se pudo reestablecer el suministro para vecinos y comercios. A pesar de ser fin de semana y ser necesaria la intervención de personal que estaba fuera de servicio, el protocolo ante estas incidencias funcionó correctamente. Hoy se continuará con las revisiones y reparaciones en la calzada”, ha explicado este lunes el concejal de Medio Ambiente y Eficiencia Energética, Jesús Ruiz Tutor.

La rotura de la tubería de abastecimiento de agua de la ciudad a la altura de Ramírez de Velasco con Gonzalo de Berceo, ocurrido al mediodía del viernes, generó posteriormente problemas en cinco puntos más de la red: en Vara de Rey, Beratúa (en dos zonas), Lardero y Valcuerna.

Los técnicos del Ayuntamiento apuntan a un efecto denominado “golpe de ariete”, que se sustenta en un cambio en la presión del agua “que, junto a la bajada de las temperaturas que ocasiona cierres en la red ante el peligro de heladas, posiblemente generó una burbuja de aire y sobrepresión en algunos puntos, extendiendo el problema a lo largo de la canalización”.

Respuesta ágil y eficaz

En concreto, en Ramírez de Velasco el reventón se produjo a las 13,10 horas, reponiendo el suministro para las 18 horas. Por la tarde surgieron los problemas en Vara de Rey (a las 19,30 horas), en dos pequeñas zonas de Beratúa (22,45 y 24 horas) y Lardero (a las 23,30 horas).

Los vecinos de estas últimas zonas recuperaron el servicio en la mañana del sábado. Con posterioridad, en la noche de ese día, se produjo una afección de escasa entidad a la altura de la calle Valcuerna (23 horas), reponiéndose el servicio a primera hora del domingo.

La alcaldesa y los concejales del Equipo de Gobierno han estado en permanente contacto con los vecinos y comerciantes de las zonas afectadas, visitando estas calles y controlando la evolución de las intervenciones a fin de resolver dudas y problemas generados en algún portal y local comercial.

“Atención con urgencia”

El PSOE ha pedido al Ayuntamiento que atienda de manera urgente a los comerciantes y particulares afectados, aclarando que las seis explosiones en las tuberías de Logroño han provocado daños en varios negocios y comunidades de vecinos, “a quienes el Consistorio de la capital riojana debe prestar una especial atención a la hora de valorar los daños y compensar las pérdidas económicas, si las hubiera”.

Para ello, los socialistas han considerado que sería conveniente que se habilitara algún sistema para gestionar las reclamaciones de manera urgente, bien de forma presencial, vía email o por teléfono.

Por otro lado, el PSOE ha recordado que la rotura de las tuberías de la red de agua potable en Logroño no es una situación nueva, ya que solo en 2018 se produjeron ocho roturas importantes en las calles Santiago, Beatos Mena, Navarrete, Villamediana, Lardero, Vélez de Guevara, Avenida de la Paz y Vitoria, en esta última en dos ocasiones.

“En años anteriores también sucedió algo similar en otros puntos de la ciudad, especialmente en las calles Vitoria, Vélez de Guevara y Beratúa. Todo parece indicar que uno de los factores desencadenantes es la situación de algunas tuberías antiguas, que al parecer pueden sufrir fatiga”, han finalizado desde el PSOE.

“Priorizar el gasto en mantenimiento”

El portavoz del Partido Riojano en el Consistorio, Rubén Antoñanzas, ha exigido a la alcaldesa Cuca Gamarra que “tenga en cuenta el mantenimiento de la ciudad a la hora de priorizar el gasto para evitar que se produzcan este tipo de situaciones con tanta frecuencia”.

Según los datos del regionalista, “numerosos establecimientos sufrieron las consecuencias de inundaciones, por un lado, y luego falta de agua ante los cortes de suministro”. En ese punto, el edil ha destacado “la falta de información que tuvieron, en la zona de Vara de Rey, se preguntaban a las 11.30 horas de la mañana cuándo iban a volver a tener agua porque nadie había informado a los comercios”.

“La causa principal de todas estas averías es la desidia de la señora Gamarra a la hora de invertir en el mantenimiento de los saneamientos de la ciudad, nuestra alcadesa no invierte en mantenimiento ¿Para qué, si con eso no se sale en ninguna foto?”, ha añadido Antoñanzas, quien también ha relatado que “los vecinos de la calle Beratúa se acercaban y
ponían el acento en que esa plaza había sido remodelada hace dos años, se levantaron las aceras y la plaza, pero no se cambiaron las conducciones”.

El concejal del PR+ ha reconocido, al menos, “tres tramos de tubería afectada que todavía no habían sido retiradas y las tres eran de fibrocemento”. Por lo tanto, ha reclamado Antoñanzas, “que el equipo de Gobierno no se escude en la presión, que es la causa de la rotura, sí, pero por un material de fibrocemento muy fatigado, material que se considera ya obsoleto, del siglo pasado, y que organismos oficiales recomiendan ir progresivamente sustituyendo por nuevos materiales”.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir