La Rioja

El Gobierno inyecta 2,8 millones a la contratación de desempleados

La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, ha informado este viernes de la aprobación en Consejo de Gobierno de 2.778.846 euros para subvencionar acciones formativas con compromiso de contratación, así como la contratación de trabajadores desempleados para la realización de obras y servicios de interés general y social para el año 2019.

En concreto, se destinarán 1.712.044 euros para la contratación de trabajadores desempleados de 30 años o más y 736.802 euros para los menores de 30 años, beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Además, 330.000 euros se dirigirán a acciones formativas con compromiso de contratación en La Rioja.

Martínez Arregui ha destacado que el Ejecutivo regional «es consciente del impacto negativo del desempleo en la vida económica y social de la comunidad y de las dificultades que atraviesan los desempleados y sus familias y que por ello, ha fijado como una de sus prioridades absolutas la elaboración y el mantenimiento de unas políticas que faciliten la incorporación de los desempleados al mercado laboral, mejorando su empleabilidad y su adaptación a las nuevas exigencias del mercado de trabajo».

Respecto a la contratación de trabajadores desempleados, tanto para los menores de 30 años como para los de edad superior, la consejería de Educación, Formación y Empleo convocará «dos líneas de subvenciones con las corporaciones locales, las universidades y otras entidades o instituciones sin ánimo de lucro con sede en La Rioja, para la realización de obras y servicios de interés general y social durante el año 2019», ha indicado.

Estas subvenciones se enmarcan dentro del Plan Integral de Formación y Empleo para el período 2016-2020, con la puesta en marcha de acciones y políticas activas de empleo, financiadas directa y transitoriamente desde el sector público, para reducir el paro, dentro de lo establecido por la Estrategia Europa 2020 para el empleo y por las directrices marcadas por la Unión Europea para las políticas de empleo de los estados miembros.

Dos líneas de actuación

Por una parte, estas subvenciones promueven la incorporación al mercado laboral y al sistema productivo de los desempleados de larga duración de 30 años o más. Por otra, mejorarán la empleabilidad de los jóvenes menores de 30 años que han abandonado sus estudios y no encuentran trabajo, así como su adaptación a las nuevas exigencias del mercado.

De forma preferente, ha concretado Martínez Arregui, se subvencionará la contratación de trabajadores que desarrollen actuaciones de análisis, investigación, innovación o divulgación tecnológica destinadas a la mejora del municipio o de un colectivo; participen en la atención a colectivos vulnerables, como dependientes, discapacitados o víctimas de violencia; atención individualizada a niños, menores de edad o mayores de 65 años; creación de nuevos servicios comunitarios para municipios con población menor a 501 habitantes y otras actuaciones de creación, mantenimiento y reparación de edificios, así como limpieza de espacios públicos y viales, en municipios con menos de 301 habitantes.

El importe máximo subvencionable será la base mínima del grupo de cotización por contingencias comunes a la Seguridad Social correspondiente a la categoría profesional de los trabajadores contratados, más el 32% de esa base mínima. Cuando los contratos se concierten a tiempo parcial, la cuantía máxima subvencionable se reducirá proporcionalmente en función de la jornada realizada.

Acciones formativas con compromiso de contratación

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha acordado destinar 330.000 euros para la financiación de acciones formativas presenciales, con compromiso de contratación, dirigidas a personas desempleadas inscritas en las oficinas de empleo de La Rioja.

Estas acciones, según ha afirmado Martínez Arregui, «facilitarán la participación de personas con discapacidad y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, tienen como objetivo favorecer la inserción o reinserción laboral de los trabajadores desempleados, mediante la adquisición de un nivel de cualificación profesional adaptado a las demandas empresariales».

«La posterior contratación, que se establecerá sobre el porcentaje total de trabajadores formados y que no podrá ser inferior al 40%, tendrá una duración mínima de 6 meses ininterrumpidos, si se trata de un contrato a jornada completa, o de 9 meses si es a tiempo parcial», ha concluido.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir