El Rioja

Tres bodegas de Rioja, parte del proyecto de investigación VINYSOST

Mejorar la calidad, la sostenibilidad y la competitividad de los vinos españoles eran los objetivos del proyecto de I+D VINYSOST, recién concluido, y en el que Rioja ha tenido protagonismo. Y es que ocho grupos empresariales han estado embarcados en esta iniciativa y algunos tienen acento riojano por su origen y otros, como el grupo Codorníu, que ha liderado el proyecto, por su emplazamiento social, ya que desde hace un año su sede social se encuentra en Haro.

En concreto, ocho socios empresariales (Grupo Codorníu Raventós– líder del consorcio-, La Rioja Alta, S.A, Familia Torres, Bodegas Barbadillo, Francisco Oller, Lallemand Bio, Martín Códax y Bodegas Roda) y diez grupos de investigación españoles han participado en VINYSOST. Esta iniciativa de I+D establecía tres ámbitos de actuación básicos: el manejo de grandes viñedos, la bodega, y la gestión de la sostenibilidad empresarial en condiciones de cambio climático.

Con un presupuesto de 7,5 millones de euros, cofinanciados por el CDTI y los fondos FEDER de la Unión Europea, VINYSOST se puso en marcha en agosto de 2014, bajo el título “Nuevas estrategias vitivinícolas para la gestión sostenible de la producción en grandes superficies y el incremento de la competitividad de las bodegas en el mercado Internacional”, y acaba de concluir.

En VINYSOST han estado representadas en total ocho Comunidades Autónomas: Cataluña, Andalucía, La Rioja, Galicia, Madrid, Valencia, Aragón y País Vasco. Además, el proyecto ha supuesto la creación de 24 puestos de trabajo, seis más de los que estaban previstos en su lanzamiento. Cabe desatacar también que esta iniciativa ha sido recogida en tres tesis doctorales, en 31 participaciones y publicaciones en congresos, en 37 artículos científicos y en más de 130 informes parciales que recogen los resultados más importantes alcanzados.

Foto: VINYSOST

Ámbitos de actuación

Para cumplir con el objetivo final de mejorar la sostenibilidad y el carácter competitivo de los vinos españoles en el mercado internacional, VINYSOST establecía tres grandes áreas de estudio. La primera de ellas, conocida como VITISOST, se centraba en el diseño de estrategias para la producción sostenible en grandes viñedos, incluyendo trabajos sobre su estado sanitario (plagas y enfermedades), su gestión y mecanización, la implementación de mejoras tecnológicas en viñedo y de productos alternativos y mejorados para optimizar el momento de vendimia, tanto en variedades blancas como tintas. Todo ello orientado a mejorar la calidad de la uva y controlar su crecimiento en grandes superficies vitícolas, como base para la elaboración de vinos de calidad.

La segunda área, ENO+, estaba orientada al desarrollo de estrategias para la mejora y modelización de la correcta evolución y estabilidad del vino, buscando el aseguramiento de su periodo óptimo de consumo y dando respuesta así a las necesidades y gustos actuales del consumidor internacional. Para ello, se han diseñado herramientas y marcadores relacionados con el control de la estabilidad aromática, sensorial, química y microbiológica de los vinos en toda su cadena de producción, gracias a un mejor conocimiento del papel del oxígeno en todo el proceso vitivinícola.

Finalmente, la tercera, o WINESOST, pretendía mejorar la sostenibilidad integral vitivinícola (de la cepa a la botella), mediante el cálculo por empresa de la huella de carbono e hídrica, así como del ciclo de vida y su coste. De esta manera se ha buscado el modo de compatibilizar la obtención de producciones de calidad y la competitividad empresarial con el respeto al medio ambiente.

En los próximos meses, el consorcio de VINYSOST elaborará un informe con todas las conclusiones técnicas, dando a conocer así todas las innovaciones que se han logrado en el marco de este proyecto.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir