La Rioja

El impulsor de Alexia se siente «difamado» y víctima de delito de odio

Salvador Martí, el impulsor del proyecto ‘Alexia Enséñanos’, ha registrado este lunes una carta dirigida a la alcaldesa de Logroño tras retirar el Ayuntamiento su apoyo a la iniciativa por los «comentarios desafortunados» en su perfil de Facebook.

Lejos de retractarse en ellos o arrepentirse por su publicación, Martí ha asegurado que «el proyecto sigue con más fuerza que antes» y ha subrayado que «ningún colegio ha contactado conmigo para pedir que no acuda con Alexia». De hecho, este mismo lunes, la marioneta imparte una charla en el CEIP El Arco.

En la misiva, Salvador Martí acusa a Cuca Gamarra de «dejarse llevar por presiones mediáticas y de cierto sector». Presiones y «difamaciones sin sentido que rayan lo delictivo», ha señalado, que han llevado a «tratar de crucificar el proyecto» para «intentar ganar un puñado de votos sin importarles, a cambio, intentar acabar con este programa educativo policial».

El impulsor de ‘Alexia Enséñanos’ ha afeado al Consistorio que «cuando ustedes decidieron dar la rueda de prensa para ofrecer su apoyo al proyecto (el pasado jueves) ese mensaje llevaba colgado en Facebook desde el 10 de octubre», por lo que entiende que «ya eran conocedores del posicionamiento y la forma de trabajar del proyecto Alexia».

Según Martí, en el proyecto «no han tenido queja alguna por tendencias homófobas o no inclusivas», ya que «jamás se ha hablado ni a padres ni a niños de posturas contrarias ni partidarias al ideario LGTBI+ o a tendencias políticas o religiosas».

«Delito de odio»

El impulsor del proyecto ha advertido a las personas que le han acusado «delictivamente» como «exclusivo u homófobo», recordándoles «las consecuencias penales del artículo 510 del Código Penal, que desarrolla el delito de odio».

En este sentido, Salvador Martí asegura que si alguien le hubiese propuesto que la marioneta (mujer para fomentar la igualdad de género y negra para visibilizar la igualdad de razas) fuera lesbiana, «no habría tenido ningún problema», ya que «no tengo el mínimo inconveniente en trabajar con una compañera lesbiana o con un compañero homosexual, siempre y cuando haya un respeto mutuo y ninguno trate de imponer o adoctrinar sus ideas».

Así, verbaliza su «rabia e indignación» cuando «un sector torticero intenta manchar y destruir el programa». Según Martí, el Ayuntamiento «disfraza y confunde el respeto a la diversidad con el adoctrinamiento», además de no terminar de entender «que haya un sector de la población mayoritario que no va a estar dispuesto a que se imponga, como si fuera la más pura dictadura, que en un colegio se enseñe a los niños ‘juegos eróticos’ como medio para conocer y desarrollar su sexualidad».

«Ideario que adoctrina»

Aunque ha asegurado que en su perfil de Facebook no incluye «conceptos políticos», el impulsor del proyecto Alexia destaca tres puntos en su carta dirigida a la alcaldesa:

– No me parece normal un ideario que impone y adoctrina en cuestiones como las que acabo de mencionar.

– No me parece normal un ideario que el no pensar como ellos va a conllevar sanciones de hasta 500.000 euros.

– No me parece normal que disfracen constantemente la tolerancia, el respeto y la diversidad y lo maquillen de tal forma que no se aprecie lo que realmente es: ADOCTRINAR, IMPONER ideas y formas de sentir en niños en cuyas edades ni siquiera el concepto de sexualidad está desarrollado».

Finalmente, Martí pregunta en su carta si está «autorizado» por el Ayuntamiento a seguir desarrollando el proyecto vestido con su uniforme oficial de la Policía Local. Desea que la alcaldesa «no tenga la salida facilona de decir que las cuestiones educativas corresponden a la Comunidad Autónoma, porque para retirar su apoyo al proyecto Alexia no ha tenido esa consideración».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir