El Rioja

Descubrimos el nuevo proyecto de la Familia Torres en Rioja

La Carbonera es la nueva propuesta de la Familia Torres en Rioja

Mientras unos terminan la vendimia y otros trabajan a destajo previendo la lluvia que se anuncia para los próximos días, el mundo del Rioja no se para. En Labastida ha nacido un proyecto ilusionante de la Familia Torres presentado bajo el nombre de La Carbonera.

A pie de viña, así fue la puesta de largo. Acertada decisión, porque es así como se entiende un vino. Te lo explica el viticultor que lo ha creado donde nace, y allí lo bebes. Tras catarlo, apartas la mirada de la copa, observas el viñedo y, de paso, ves cómo el enólogo controla tus reacciones. Un juego que te ayuda a comprenderlo todo mucho mejor.

La propuesta toma el nombre de la histórica finca La Carbonera, catalogada como viñedo singular, que se encuentra cerca de la bodega y de la que nacerá en un futuro un vino icono. La singularidad de esta viña radica en la edad de sus cepas, 73 años, la notable extensión de la finca, 10 hectáreas, y su valor histórico, ya que aquí se conservan lagares rupestres como testimonio del origen de la elaboración del vino.  

Su primera criatura ha sido bautizada como Las Pisadas, en honor a la docena de antiguos lagares de piedra que se encuentran diseminados por el entorno y destinados hace años al pisado de la uva para elaborar vino. Las Pisadas en su declinación 2015 es un tinto cien por cien tempranillo, que procede de viñedos de entre 25 y 50 años repartidos en tres zonas situadas a diferentes alturas.

La zona baja, próxima al Ebro, situada entre los 440 y 460 metros; la zona media en los alrededores de Labastida a 540 metros, y la más alta que se encuentra en la falda de Toloño, entre 600 y 650 metros, dando lugar a vinos más frescos que los que se obtienen en las otras zonas, más maduros y concentrados. De la selección de los mejores lotes, vinificados por separado y envejecidos durante 10 meses en barricas de roble francés de 225 y 300 litros, nace un vino fresco, frutal y sedoso.

Las Pisadas es, según Julio Carreter, enólogo de La Carbonera, «un vino de municipio donde hemos pretendido reflejar la tipicidad del tempranillo de Labastida, de sus diferentes zonas y altitudes que le aportan características concretas. Es un tinto con un estilo fresco, donde predomina la fruta a la madera, potenciando la finura y la elegancia frente a la concentración».

Con este nuevo proyecto, la Familia Torres afianza su apuesta por Labastida, convencida del potencial de esta zona en la elaboración de grandes vinos. La centenaria bodega familiar inició su andadura en la Rioja Alavesa en 2006, poniendo a cargo de sus proyectos a Carreter.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir