Deportes

De verbena por el Municipal de Las Gaunas

El seleccionador nacional sub-21, Luis de la Fuente, hizo el saque de honor. | FOTO: UD Logroñés

Domingo. 20,07 horas. Sergio Rodríguez, técnico de la UD Logroñés responde a la quinta pregunta en sala de prensa. «Que en tu casa, con tu gente, cuando eres de aquí, cuando has sufrido tantas cosas, que te griten eso (‘Sergio vete ya’), cuesta asumirlo… Pero lo entiendo. Hemos jugado mal. Y soy el máximo responsable. Duele más que si no fueses de aquí, que si no hubieses hecho todo lo posible por que el club fuera bien. Pero es cierto que en el fútbol hay una realidad: los resultados mandan y la gente no está contenta porque no estamos consiguiendo buenos resultados, ni buen juego. Y la diana está sobre mi cabeza. Soy el entrenador y soy el responsable, y más en estos momentos. Me gustaría dejar a un lado a los jugadores, que trabajan bien. Pero también te digo que el entrenador tiene muchas fuerzas y muchas ganas».

Habló sobre él mismo. No usó el plural mayestático. No habló en primera persona del plural, forma usada por el técnico riojano desde el primer día que se sentó como técnico de la UD Logroñés. Es más, habló de sí mismo en tercera persona, algo inusual en la forma de explicarse que habitualmente desarrolla el técnico Sergio Rodríguez. El asunto está complicado en el club blanquirrojo. La derrota ante el Sporting B (0-2) en Las Gaunas ha dejado a Sergio Rodríguez muy tocado, a los jugadores muy contrariados, y a los aficionados muy enfadados con el equipo, y así lo mostraron durante la primera parte sobre todo a partir del 0-1 de Gorka Santamaría, en el descanso y sobre todo tras el segundo, de Milovanov, con el cántico de ‘Sergio vete ya’, continuos silbidos en cada pase atrás, y manos agitadas al aire tras el pitido final.

El amor de verano se ha roto tras tres empates y una derrota en cuatro jornadas. La afición se había vuelto a ilusionar tras un verano de buenos resultados y una importante inversión para mantener a los mejores jugadores y contratar futbolistas de referencia en la categoría. Todo eran miradas cómplices de pura pasión adolescente por las verbenas de verano, a la espera de que llegaran las fiestas mayores de la capital. Y ya están aquí. Y con más luces y mejor música, la UD Logroñés ha mostrado su verdadera cara y no parece haber gustado a nadie. Ya no hay miradas cómplices y sí reproches en dirección hacia el cuerpo técnico.

Los aficionados se rasgan las vestiduras ante la visión constante de un equipo plano, romo en defensa, impreciso en ataque y sin la intensidad necesaria para al menos sacar esto adelante por eso que muchos llaman orgullo y tal. No hay nada de eso, y un Sporting B muy cambiado y en proceso de reconstrucción se pasea como si nada por las fiestas de Logroño para bailar con el más guapo y marcharse para casa pensando que estos de Logroño no la saben meter. Y así es: rondaba el partido por el minuto 75 y el 0-2 cuando Ñoño de cabeza logró rematar un balón entre los tres palos. Hasta entonces ni un tiro a portería. Solo dos lanzamientos lejanos que salieron desviados. Poco empuje como para ganar a alguien.

Y ahora los blanquirrojos les quieren contar una historia sobre más fiesta… en este caso del fútbol riojano. Porque el domingo que viene irán a Calahorra, a La Planilla a jugar un derbi y les han dicho que es una fiesta o algo así. Pero no están por Logroño con ganar de celebrar nada. El verano se acaba y por tanto lo serio no ha hecho más que comenzar y sin embargo las caras largas se dejan ver en una entidad que ni mucho menos se imaginaba estar con cero triunfos tras cuatro partidos. La Copa no sirve ni de alivio. El día que se esperaba un paso hacia adelante se han dado dos hacia atrás, porque se mantienen los mismos problemas: falta de intensidad, horizontalidad, imprecisión, falta de carácter competitivo… y se barruntan otros: desconfianza y ausencia de liderazgo. No están por Las Gaunas para verbenas, aunque el partido de esta tarde así lo haya parecido.

FICHA DEL PARTIDO

UD Logroñés: Miguel; Santos (Víctor López, min. 80), Caneda, Santamaría, Flaño (Rubén Martínez, min. 68); Borja Sánchez (Marcos André, min. 58), César Remón, Carles Salvador, Ñoño; Rayco y Ander Vitoria.

Sporting B: Javi Benítez; Milovanov, Pelayo Suárez, Zalaya, Cordero; Aizpiri, Pablo Fernández (Pablo Villalón, min. 87), Pedro Díaz, Rubén Sánchez, Riego (Espeso, min. 60); y Gorka Santamaría (Sandoval, min. 77).

Goles: 0-1, min. 25: Gorka Santamaría. 0-2, min. 70: Milovanov.

Árbitro: David Cambronero González (Colegio Castellano-manchego). Amonestó a los locales Ñoño y Buigues; y a los visitantes Riego y Rubén Sánchez.

Incidencias: 2.780 espectadores en Las Gaunas. Luis de la Fuente, seleccionador de España sub’21, realizó el saque de honor.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir