Deportes

Un héroe y un amigo en Cartagonova: Iván Buigues

Cartagena, segunda ronda de copa. El empate a uno entre el equipo local y la UD Logroñés sigue hasta la prórroga, obligando al desenlace desde los once metros. Otro empate (4-4) en el punto fatídico. Turno para Miguel Santos. Los nervios se palpan en el ambiente. El zamorano dispara y detiene Joao el lanzamiento.

Miguel Santos conoce bien los altibajos. Hace algunas campañas, lanzó el penalti decisivo frente a UCAM Murcia en Logroño. Ese fue para dentro y se consiguió una eliminatoria frente al Sevilla. Esta vez, la pelota no pasa la línea de gol. Instante decisivo, el local Vitolo al lanzamiento. Si marca el Efesé, será equipo de tercera ronda.

El guardameta blanquirrojo Iván Buigues lo tiene que detener. Pero antes de dirigirse hacia la portería, tiene tiempo para animar a Miguel Santos. “Estáte tranquilo. Lo voy a parar y te lo voy a dedicar”, le dijo al zamorano. Y lo hizo. El arquero había estudiado el lanzamiento de Vitolo. “Tenía más o menos claro cuando ha empezado a correr que iba a tirar a ese lado”, reconoce el alicantino.

Los blanquirrojos sobreviven. Flaño consigue marcar (5-4) en el siguiente lanzamiento. Ahora es Óscar Rodríguez quien debe marcar para mantener a su equipo en la pelea. Pero la manda arriba. Decepción en Cartagonova y alegría inmensa para un grupo de jugadores que quieren remontar el vuelo. Podrán empezar a hacerlo el domingo frente al Sporting B.

Las cosas del fútbol. Hace doce meses, todo iba bien. Hasta que llegó Formentera. Una prórroga de infausto recuerdo y un equipo roto. Un golpe a la línea de flotación que duró toda la temporada. Ahora, puede darse la situación inversa. Un punto de inflexión al alza. Un subidón de adrenalina.

Porque de los golpes se aprende. Y de los malos momentos siempre se sacan buenas conclusiones. Quizá la paradisíaca isla no sea un final, sino un punto y seguido. Una oportunidad para no cometer los mismos errores. Lo presagia ‘La Pegatina’ en una de sus canciones: “Caminante del momento, sendero del recuerdo, aunque pude haber sido aquel loco que anda suelto, de mentiras y verdades el mundo está lleno, de aquel día en Formentera yo nunca me arrepiento”.

Santos reconoce que se vino muy abajo tras el penalti, pero apareció un gigante Iván para cubrirle las espaldas. “No me quiero esconder, si lo tengo que tirar otra vez, lo tiraré”, responde claramente. Cree que merecieron la victoria antes. En cualquier caso, admite que la moral del vestuario está por las nubes.

Miguel Santos conoce bien los altibajos. Es un hombre con espíritu colectivo y no le importa fallar si su equipo va hacia adelante: “Ojalá falle más penaltis si el desenlace es este”. El de Zamora estuvo en el dique seco, por el ligamento cruzado. 405 días de sufrimiento, 405 noches sin tocar el verde, ese que le da la felicidad.

“Un año muy difícil, pero mejoré como persona y como futbolista”, subraya. Completamente recuperado, se perfila como titular en el lateral derecho. Tiene una dura competencia con Javier Flaño, al que reconoce admirar. Al igual que a sus otros compañeros, Iglesias y Paredes, con los que comparte laterales.

29 de marzo de 2018. Gobela. Álvaro Arnedo está siendo una de las revelaciones de todo el equipo. En una desafortunada acción, cae al piso. La lesión parece grave. Toda la afición enmudece y aplaude al riojano. Se confirman los peores presagios, ligamento cruzado. La misma lesión que Santos.

El zaguero ayuda ahora al mediocentro en la parte final de su recuperación. Le manda ánimos. “Ha pasado la etapa más difícil y queda poco para que vuelva al verde”, anuncia. Pronto les veremos a ambos en el 105 x 70.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir