La Rioja

La redondilla, la arbequina y la royuela, reinas del olivo en La Rioja

*ARTÍCULO REALIZADO EN COLABORACIÓN CON ACEITE DE LA RIOJA

Se habla de oro líquido para referirse al aceite y en La Rioja cada vez se cuidan más los detalles para que su calidad sea mejor, se buscan nuevos matices… Y en ese objetivo uno de los focos se pone en las variedades de olivo, el origen de todo. En ese análisis la redondilla se lleva el título de la variedad más autóctona de La Rioja.

“Hay constancia de su presencia en la región desde que se tiene conocimiento del olivo en la comunidad. Sólo se cultiva en nuestra región y ofrece unos aceites muy peculiares y valorados”, explican desde la DOP Aceite de La Rioja. Sin embargo, aunque ha sido una variedad mayoritaria en La Rioja, hubo un receso al inicio del 2000 cuando fue sustituida por variedades más rentables como la arbequina.

Pero en los últimos años, su cultivo se está recuperando con el fin de obtener aceites diferenciados, con un color verde medio-intenso, que se caracterizan por sus aromas a hierba, ortiga, tomatera y hoja de olivo. En cuanto a su descripción en boca, los aceites de redondilla presentan amargor y picor medio en equilibrio y dulzor ligero.

La royuela o bermejuela, también conocida en otros lugares como la arróniz, es de origen navarro y una de las clásicas en tierras riojanas: su presencia en la comunidad también se remonta a los primeros indicios de los cultivos del olivo en La Rioja y cada vez se extiende más. Otra de ‘las riojanas’ es la machona (la royal de Calatayud), con una larga tradición en La Rioja, pero se considera una variedad minoritaria puesto que su cultivo no está muy extendido.

Originaria de Calaluña, antaño no era popular en La Rioja, pero hoy la arbequina es una de las reinas en cantidad, junto a la redondilla. “Durante las últimas décadas, los viveros han hecho grandes esfuerzos por investigarla y desarrollarla, para hacer de ella una variedad rentable. De ahí que la arbequina se haya extendido tanto”, reconocen desde la DOP Aceite de La Rioja. Las

Las últimas variedades descubiertas en La Rioja

Precisamente con el objetivo de profundizar en todo lo relacionado con el cultivo del olivo, se están llevando a cabo investigaciones sobre las variedades. En concreto, con el fin de recuperar material vegetal de olivo en La Rioja, el Gobierno riojano lleva a cabo desde hace tres años una campaña para la conservación de variedades que ya ha tenido resultados.

Tras enviar las primeras muestras al Banco de Germoplasma de la Universidad de Córdoba, donde se alberga uno de los bancos más grandes del mundo, se han descubierto cinco nuevas variedades. “Los lugareños de la zona donde se han descubierto les dan distintas denominaciones como picudillo, picalaceña, racimuda, coloradillo, aceitunero, cordobés o sevillana”, subrayan desde la DOP Aceite de La Rioja. Lo cierto es que todavía están en fase de recuperación y reproducción vegetal para empezar a estudiar su comportamiento en La Rioja.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir