Deportes

La SD Logroñés, sin campo a dos semanas de su debut: “No lo entendemos”

La SD Logroñés continúa sin campo a dos semanas de su debut

A principios del mes de junio, el EDF venció al Tacón y se convirtió en nuevo equipo de la Liga Iberdrola. A raíz de ese ascenso a la máxima categoría, tres equipos aspiraban a jugar en Las Gaunas: el propio equipo femenino, UD Logroñés y SD Logroñés.

El Ayuntamiento de Logroño, por medio de su concejal de Deportes, Javier Merino, decidió entonces que el recinto sería para los equipos de mayor categoría, quedando la SD Logroñés fuera del campo que había compartido con la UD Logroñés durante las últimas temporadas.

Tras varias semanas de reuniones entre todas las partes, la SD Logroñés afirmaba este miércoles que el Consistorio les había dado permiso para disputar encuentros en el césped artificial del Mundial 82.

Informaciones contradictorias

De esta forma, el acuerdo anunciado comprendía los siguientes puntos: imposibilidad de instalaciones de marcador y megafonía, así como posibilidad de entrenar solamente solamente un día a la semana (viernes), en lugar de los tres solicitados. También se comunicó que el Ayuntamiento construiría una grada cubierta para setecientas personas, que estaría disponible antes del encuentro ante el Náxara (20-21 de octubre). Y mientras, como ha reconocido a este medio su presidente Eduardo Guerra, habría una tribuna provisional para que las personas mayores o con dificultades pudieran sentarse.

Sin embargo, tan sólo un día más tarde, la Federación Riojana de Fútbol (FRF) ha negado este hecho, aduciendo que el club no había hecho ninguna petición formal y que en ningún caso podrían dar un uso preferente a un club concreto, debido a que su papel era favorecer y ayudar por igual a todos los clubes riojanos. De hecho, el ente federativo, en su página web, no especifica cuál será el feudo de la SD Logroñés para la primera jornada (aunque hace unos días sí decía que sería el Mundial 82).

El ‘problema’ se encuentra en que el terreno es propiedad del Ayuntamiento, aunque los derechos de explotación están cedidos a la Federación. Esto será así, por lo menos, hasta marzo de 2019, cuando la entidad municipal pretendería terminar esta cesión y poder cederlo o venderlo.

Esto en lo referido a la liga regular, ya que de cara a unas posibles rondas de ascenso a Segunda B, la Sociedad Deportiva Logroñés ha preguntado por la posibilidad de disputarlas en Las Gaunas. En este caso, la respuesta desde la autoridad municipal ha sido afirmativa, siempre que no existan informes técnicos que lo desaprueben, según ha desvelado a NueveCuatroUno el presidente de la entidad blanquirroja, Eduardo Guerra.

La SD Logroñés da su punto de vista

Guerra ha manifestado a este medio que no entiende el comunicado de la federación: “No sabemos si falta algún documento de presentar o si no nos van a dejar jugar. No se nos ha comunicado ningún plazo para pedirlo y la verdad que no lo entendemos”.

“Nosotros lo único que sabemos de la Federación es ese comunicado público. No sabemos si jugaremos allí en la primera jornada…”, continúa, aunque, ante la posible necesidad de buscar otra instalación, desde el club aseguran que en tal caso se manejarían otras opciones. Sobre las condiciones del Mundial 82, asegura que las negociaciones se llevaron a cabo con el Ayuntamiento y nunca con la Federación. “Nosotros no le hemos pedido nunca nada a la Federación, por eso no entendemos parte del comunicado”, admite Guerra.

El problema, para el presidente, fue que el Ayuntamiento prometió cosas que no dependían completamente de su competencia, “si hubiera dependido al cien por cien de ellos, creo que todo estaría solucionado. Pero no puedes ofrecer algo que no controlas tú totalmente”, subraya. Aun así recalca que “la propiedad es municipal, si bien el uso está cedido a la Federación, porque por esa misma regla de tres, si no fuera suyo, tampoco el Ayuntamiento podría poner unas tribunas y las van a poner…”. 

Negociaciones a tres bandas

Tratando de alcanzar un acuerdo, el máximo responsable de los blanquirrojos comenta que llegó un punto en el que lo mejor era juntarse a negociar las tres partes (club, Consistorio y Federación). “Yo hablaba con el Ayuntamiento, ellos con la Federación y estos se comunicaron conmigo. Finalmente, decidimos que era mejor estar cara a cara que pasarnos la pelota continuamente”, enfatiza, algo que según él ocurrió el día 27, si bien la Federación habla en su comunicado de una reunión el día 31.

Con la incógnita abierta a estas horas de dónde jugará la SD Logroñés el próximo curso, que comienza en poco más de dos semanas y en el que los blanquirrojos arrancan como locales ante el Rapid, su presidente asegura que “la solución debe ser inmediata”.

Pero, ¿qué supone realmente para el equipo logroñés la situación, más allá de las incomodidades de las instalaciones o de la incertidumbre? La propia Sociedad ha reconocido que los perjuicios económicos que iba a ocasionar el cambio de terreno de juego están valorados de 25.000 a 30.000 euros. Ante ello, Guerra afirma que no se les ha ofrecido garantías para compensarlo: “Tendremos que buscarnos la vida para paliarlo. A estas alturas ya tenemos la plantilla confeccionada y esto es un imprevisto difícil de solucionar”.

Solución futura

Preguntado por la solución a largo plazo, el directivo apuesta por la construcción de un campo intermedio, de entre 2.000-3.000 espectadores, y afirma que el Ayuntamiento ha adquirido terrenos en las inmediaciones del Mundial 82, al lado de una fábrica abandonada. La alternativa que ofrece es la mejora de esa instalación con la posibilidad de añadirle varios campos de entrenamiento anexos.

“Logroño lleva tiempo demandando estas mejoras porque últimamente no ha habido campos nuevos. Además, con la construcción del campo de Rugby en Pradoviejo hay un campo menos y eso genera problemas, ya que todos queremos jugar y no tenemos espacio. Esos campos están preparados para juveniles, alevines y categorías formativas, pero no son lo más adecuado para fútbol profesional”, argumenta.

Subir