La Rioja

La imprudencia de un logroñés le cuesta la vida a su perro en Navarra

«Las imprudencias se pagan, cada vez más» era el lema de una de las campañas de seguridad vial más populares de la DGT a finales del pasado siglo. Con él, Tráfico intentaba concienciar sobre la importancia de respetar las señales de la carretera, que no están ahí por capricho sino para prevenir lamentos posteriores.

El peaje que ha tenido que pagar este sábado un vecino de Logroño por no respetar una señal de prohibido el paso ha sido la muerte de su animal de compañía y el pago de una multa. Porque los agentes de la Policía Foral de Navarra adscritos a la comisaría de Estella le han denunciado por obviar la señal que impide el acceso a los vehículos en una pista que conduce al pantano de Alloz.

FOTO: Bomberos de Navarra

El conductor prefirió hacer la vista gorda a las señales del camino y bañarse con dos amigos en el embalse, cuando una tormenta les sorprendió y les hizo refugiarse en el interior de su vehículo. Fue entonces cuando el vendaval derribó un chopo de grandes dimensiones que fue a caer sobre el turismo, pudiendo escapar los jóvenes ilesos por pocos segundos.

Peor suerte corrió el animal de compañía del conductor, que estaba en el interior del coche cuando el chopo lo aplastó. Hasta el lugar del suceso tuvieron que acudir los Bomberos de Estella para cortar el tronco y liberar el cuerpo sin vida del animal.

La Policía Foral recuerda a quienes se acercan al embalse de Alloz que los vehículos deben respetar las zonas habilitadas para aparcamiento, debidamente señalizadas y organizadas por personal contratado, a fin de evitar que se repitan desgracias como las de este sábado en la zona.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir