La Rioja

La rehabilitación del Puente de Piedra costará un millón de euros

El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles el proyecto de restauración del Puente de Piedra de Logroño sobre el río Ebro, redactado por la empresa consultora QBO Arquitelia S.L, que contempla un presupuesto base de licitación de 1.060.455,63 euros y un plazo de ejecución de doce meses.

En esta cuantía se incluyen los diferentes trabajos de desmontajes y demoliciones; actuaciones en subestructura; mobiliario urbano; pavimentos; alumbrado; seguridad y salud; gestión de residuos y otros servicios afectados, tales como telefónica, semaforización y abastecimiento.

Se acometerá por tanto “su acondicionamiento general, con la limpieza de manchas de humedad, la recuperación o sustitución de los sillares más afectado por la erosión y la reparación de los daños causados por la acumulación de suciedad o de brotes vegetales”, ha especificado el portavoz municipal, Miguel Sáinz.

La actuación contempla la habilitación de una calzada de casi seis metros -sobre el total del puente, de 10,30 metros de ancho- dividida en dos carriles de circulación y una mediana de 0,60 metros que ocultará la tubería de abastecimiento. En el resto de la anchura útil se proyectan dos aceras de 1,82 metros y unos bolardos a cada lado que delimitarán la zona de tráfico rodado del peatonal para garantizar la seguridad.

En los bordes exteriores del puente se colocarán dos impostas de hormigón por cuyo interior discurrirán los cables de servicios. Sobre ellas, unas barandillas metálicas con un diseño relacionado con la vegetación propia de la ribera del río.

La plataforma superior del puente se iluminará mediante farolas dispuestas sobre las 16 pilastras de piedra situadas coincidiendo con las pilas y estribos del puente. Las luminarias serán de un modelo led adaptado al soporte de farol clásico. Esta iluminación se reforzará con otra de tipo monumental desde proyectores situados bajo las bóvedas del puente.

Puente de Piedra

La rehabilitación del Puente de Piedra mejorará la conectividad de la capital riojana entre las dos márgenes del río Ebro, que es recorrido a diario por numerosos peregrinos de camino hacia Santiago de Compostela, de hecho en una de la casetas del Fielato se ubica el punto de información al peregrino.

Se trata de una construcción de 1884, de 198 metros de largo y 7 arcos, que sustituyó a la original estructura del siglo XII tras el derrumbe que sufrió en 1871.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir