El Sereno

‘Lardero 22’, la milla de oro de la grúa en Logroño

No existe una sensación más desagradable para un conductor que volver de hacer un recado y comprobar que tu coche se ha evaporado. Exclamas «María, nos lo han robado» y maldices tu estampa hasta que un triángulo fosforito acapara toda tu atención. «¡Cagonsós, si estaba bien aparcado!», te justificas ante la churri, que te mira como la madre de un niño que llega a casa con varios suspensos y promete que el profesor le tiene manía.

Pero un instante después te das cuenta de que no eres tan especial como imaginabas. Ni uno ni dos. Ni diez ni veinte… ¡más de cuarenta conductores han tropezado en la misma piedra que tú! El día que la constructora que trabaja sobre uno de los edificios de la calle Lardero de Logroño desmonte los andamios para llevárselos a otra obra tendrá que tirar de espátula y dedicarle un buen rato a despegar pegatinas.

Porque algo tiene ese emplazamiento (a la altura del número 22, para ser exactos) para que los vados se vuelvan invisibles a ojos del conductor. Si el responsable de la grúa cobra a comisión va camino de aparecer en la lista Forbes, porque ahí está la fortuna. Mientras tanto, te recomendamos bajar a Lardero 22 en autobús. Por lo menos, así te ahorras el susto y la derrama.

*Puedes enviar cualquier ‘denuncia’ o curiosidad para la sección ‘El Sereno de NueveCuatroUno’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 600830812.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir