Educación

La Rioja solicita un cambio en la EBAU para que los alumnos riojanos no sean penalizados

El consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, ha solicitado este jueves un cambio en la EBAU que la homogeneice en todas las comunidades autónomas para «garantizar la igualdad y que no se perjudique el esfuerzo». «La EBAU debe ser una prueba que permita el acceso a la universidad y, como tal, debe ser homogénea y debe garantizar la igualdad en toda España, puesto que permite el acceso de los estudiantes a todas las universidades españolas», ha afirmado.

Alberto Galiana, que ha intervenido en el pleno del Parlamento para responder a una interpelación del Grupo Socialista sobre materia universitaria, ha explicado que la experiencia de las pruebas realizadas el pasado año ha puesto de manifiesto “la desigualdad en los niveles de exigencia entre las distintas comunidades que perjudica a los alumnos de las autonomías con procesos más rigurosos, como La Rioja».

Según ha explicado el consejero, la EBAU «se ha transformado en una versión 2.0 de la PAU», dado que se han introducido las menores modificaciones posibles para favorecer un pacto educativo, y su implantación ha sido irregular, dado que las Administraciones y las universidades «han interpretado el marco normativo básico de manera bien distinta».

En este sentido, ha puesto como ejemplo la diferencia de criterios utilizados en el número mínimo de materias de la parte optativa y en la aplicación de los coeficientes de ponderación de las universidades.

El consejero de Educación ha destacado que estas diferencias «son muy importantes, porque el alumnado se juega en cuestión de décimas o milésimas la posibilidad de entrar en la universidad deseada para realizar la carrera que marcará su futuro profesional». A este respecto, ha hecho hincapié en la necesidad de diferenciar los conceptos de “acceso y admisión” que, en su opinión, se «han confundido y mezclado» en la nueva EBAU.

Por ello, ha reiterado que la EBAU debe ser una prueba que permita el acceso a todas las universidades españolas y por ello debe garantizar la igualdad, mientras que los criterios de admisión los marca cada universidad «en virtud de sus distintas estrategias».

Subir