La Rioja

Preocupación en Alfaro ante los daños provocados por el “agresivo” comportamiento del Ebro

El Ayuntamiento de Alfaro ha emitido este lunes un comunicado en el que datalla que el comportamiento del río Ebro a su paso por la localidad ha sido “muy agresivo”, especialmente en el área en la que se ubican los pozos de captación para el consumo de agua.

El Consistorio explica que esta situación se repite desde 2015, cuando el Ministerio llevó  acabo una obra de emergencia consistente en la creación de un cauce de alivio y el refuerzo de los pozos de abastecimiento. La última crecida del río “ha erosionado brutalmente la base del mazón por debajo de la corriente”, junto a los pozos de captación, el tendido eléctrico y el colector que suministra todo el caudal de agua a los depósitos de la Plana.

Según explica el Ayuntamiento, la erosión fluvial “ha provocado un mordido brusco en el mazón cuando llevaba poco caudal, es decir con tan solo 360 m3/segundo”; una situación que califica de “crítica y preocupante”, ya que pone en riesgo total el abastecimiento del agua a nuestra población y nos ha llevado a actuar con absoluta emergencia”.

La CHE “evade responsabilidades”

El Consistorio señala que trasladó esta situación, en primera instancia, a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), pero que este organismo “declinó toda actuación evadiendo responsabilidades”. Así, fue la propia Administración local la que decidió acometer los trabajos, “pues se trata de una obra de emergencia, urgente y necesaria para salvaguardar tanto el colector general del suministro de agua, como los propios pozos de captación y el tendido eléctrico, cuyo único objetivo es evitar que Alfaro se quedase sin su abastecimiento de agua potable”.

Si la corriente de agua que provocó los daños en la infraestructura era de 360 metros cúbicos por segundo, en esta última crecida el Ebro ha transportado un volumen de agua casi ocho veces superior, de 2.700 metros por segundo. Desde el Ayuntamiento se congratulan de que “ha entrado en acción el canal de alivio realizado como obra de emergencia en 2015”, evitando males mayores en los pozos de captación.

Sin tregua

En Alfaro temen que “esta gran avenida de agua haya vuelto a romper el mazón en el paraje de La Roza y que haya dejado anegada toda la zona, así como todos los daños originados en el resto de mazones y las grandes inundaciones que hemos tenido en toda la zona en torno al río Ebro”.

La obra de emergencia que se está llevando a cabo se ha tenido que suspender “porque el Ebro no ha dado tregua suficiente y tiene como principal objetivo proteger tanto el colector general como los propios pozos de captación y los postes de alta tensión”, señala el Ayuntamiento, donde esperan que “todas las medidas desplegadas sean efectivas para el bienestar de la ciudad”.

Publicidad Valvanera Camina
Subir