La Rioja

La DGT intensifica el control de la velocidad en las carreteras riojanas

La Dirección General de Tráfico calcula que circular a una velocidad adecuada podría evitar, prácticamente, una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico en España. Para concienciar a los conductores sobre la peligrosidad que entraña no respetar los límites marcados por la ley, la Jefatura Provincial de Tráfico ha organizado esta semana una campaña especial de intensificación del control de la velocidad en las carreteras riojanas.

Hasta el próximo domingo, agentes de la Agrupación Provincial de Tráfico de la Guardia Civil llevarán a cabo una labor preventiva con presencia de patrullas, a la vez que vigilarán el comportamiento de los usuarios de las vías mediante la utilización de radares fijos, estáticos y móviles.

Estos controles se van a realizar a cualquier hora de día y en todo tipo de vías, si bien, serán más intensos en aquellos tramos de las carreteras convencionales con mayor siniestralidad o que por sus características puedan ser escenario de un accidente por circular más rápido de lo permitido.

Según datos de la Jefatura Provincial de Tráfico, la velocidad inadecuada fue la causa directa de casi un 20% de los accidentes con víctimas ocurridos en La Rioja y de un tercio de los accidentes mortales durante el año 2017.

Es importante tener en cuenta que la distancia necesaria para la detención de un vehículo será la suma de la distancia de reacción más la distancia de frenado.

Un atropello a 50 kilómetros por hora eleva al 80% el riesgo de que el peatón fallezca

Esta campaña especial de tráfico también está abierta a la colaboración de las Policías Locales que quieran sumarse a ella, en vías de su competencia. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, los peatones incurren en un riesgo de en torno al 80% de morir atropellados a una velocidad de impacto de 50 kilómetros por hora, mientras que el riesgo se reduce a un 10% con una velocidad de 30 kilómetros por hora.

A partir de una velocidad de 80 kilómetros por hora las posibilidades del peatón de no resultar muerto son prácticamente nulas. Para los ocupantes del automóvil, el llevar puestos los cinturones de seguridad en coches bien diseñados, puede proporcionarles protección para una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora en impactos frontales y de 50 kilómetros por hora en laterales.

El consumo ideal de combustible se localiza en los 90 kilómetros por hora

La velocidad tiene impactos muy significativos sobre el medioambiente. De hecho, el nivel de emisión de gases nocivos (fundamentalmente monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, hidrocarbonos y material particulado), el consumo de combustible y el ruido emitido por los vehículos están directamente relacionados con el comportamiento del velocímetro.

El consumo ideal de combustible, dependiendo del tipo de vehículo, suele estar entorno a una velocidad de 90 kilómetros por hora. Si la velocidad aumenta a 120 kilómetros por hora, el consumo se incrementa en un 30%.

La velocidad tiene un impacto muy importante en la calidad de vida de las zonas urbanas, donde los vehículos pueden interferir en el bienestar de los residentes y tener un impacto muy negativo sobre la seguridad de peatones, ciclistas y otros usuarios vulnerables.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir