Deportes

La Tercera riojana, a ojos de sus entrenadores

Foto: Antonio Corral

Llegado el ecuador del grupo XVI de la Tercera riojana, los entrenadores de los diferentes equipos que luchan, tanto por el ascenso como por no descender, han dado su opinión sobre cómo ha ido la primera vuelta.

Miguel Sola, entrenador del Calahorra

«Hemos cumplido una primera vuelta digamos que francamente buena con algunos altibajos. Comenzamos bien, pero luego, después del partido de Copa si que anímicamente bajamos por ver que tuvimos tan cerca el haber jugado contra un equipo de Champions. Pero luego el equipo se recuperó y hemos terminado a un buen nivel y lo que espero en la segunda vuelta es seguir en esta línea y cumplir nuestros objetivos que no son otros que llegar a final de temporada primeros y poder cumplir el sueño de ascender a Segunda B.

David Ochoa, técnico de la SD Logroñés:

«Hemos hecho una buena primera vuelta. Si no me equivoco, hemos logrado una de las mayores puntuaciones del club antes del parón invernal», ha afirmado. «Solo hemos cedido una derrota», ha añadido. «Quizá en los últimos partidos hemos acusado el cansancio de dos competiciones, en cuento a cansancio, pero el equipo ha competido bien», ha reconocido. «La diferencia entre goles a favor y en contra ha sido buena y confiamos que la segunda vuelta vaya en la misma línea», ha señalado.

Diego Martínez, entrenador del Náxara:

«Yo creo que hemos acabado muy bien la primera vuelta. Al principio fuimos un poco irregulares, un poco debido a la eliminación en la lucha por el ascenso y que no tuvimos una pretemporada muy larga. Pero el final de esta primera vuelta ha sido muy bueno y hemos recuperado el buen estado anímico», ha explicado. «Al principio se sembraron dudas pero hemos demostrado que estamos bien y que nos hemos superado», ha añadido.

Blas Terroba, técnico del Varea:

«Quizá hemos tenido tramos y no hemos sido del todo regulares. Empezamos bastante bien pero hemos competido peor con los equipos que están en playoff en los enfrentamientos directos. Pero al final nos hemos repuesto porque no hemos fallado con los demás equipos y eso nos ha permitido acabar la primera vuelta entre los cuatro primeros», ha resumido.

«A día de hoy estoy satisfecho. El objetivo que nos marcamos era meternos en la fase de ascenso y al final de la primera vuelta ocupamos una de las cuatro primeras plazas. Evidentemente nos gustaría estar más cerca de los dos primeros pero ha habido una renovación importante en el equipo y tampoco es fácil. Nos estamos asentando en ese tramo en el que estamos ahora mismo midiéndonos Náxara, Haro y nosotros para jugarnos esas dos plazas», ha explicado.

«Yo estoy satisfecho con como ha acabado esta primera vuelta y que el equipo se ha sabido reponer a las derrotas contra Náxara, Haro y Calahorra, que han sido los momentos más débiles del equipo», ha afirmado.

Julio Aranzubía, entrenador del Haro:

«La valoración en general es positiva porque este equipo el año pasado tuvo muchas dificultades ya que cuando acabó la temporada, la plantilla se redujo a cinco jugadores. Hubo que trabajar mucho durante el verano para hacer una plantilla, en un principio sin garantías, porque no sabíamos cómo iba a dar de sí», ha admitido. «Y al final hemos estado entre los cuatro primeros casi toda la primera vuelta pero en las últimas tres jornadas la suerte no nos ha acompañado porque contra el Náxara, que hicimos una gran partido pero nos ganaron en el descuento, contra el Calahorra hicimos buen partido también pero no pasamos del empate y con el Agoncillo ocurrió lo que ocurrió», ha explicado. «Estar a dos puntos del playoff tiene mucho mérito», ha sentenciado.

Jesús Urzanqui, técnico del Anguiano:

«Empezamos la liga bien pero cuando nos tocaron los equipos de arriba, la verdad que no tuvimos suerte y no sacamos ningún punto contra ellos excepto contra el Varea, que empatamos en casa. Luego tuvimos las dos salidas contra el Villegas y contra River, que nos marcaron la posición de ahora, puesto que perdimos cinco puntos clave y que si los hubiéramos ganado estaríamos a uno del objetivo que es entrar en playoff», ha explicado.

«Hemos acabado la primera vuelta a seis puntos del playoff con toda la segunda vuelta por delante y con el objetivo del playoff. Es difícil porque partimos con desventaja pero al haber enfrentamientos directos nosotros creemos que vamos a depender de nosotros mismos en algún momento y veremos si estamos acertados o no», ha contado.

José Ángel García Chinchetru, entrenador de la UD Logroñés Promesas:

«El balance del equipo es positivo. Al final hemos hecho una buena primera vuelta y hemos competido en todos los partidos», ha resumido. En cuento a puntuación creo que el equipo ha hecho una vuelta correcta y con respecto al juego, empezamos un poco más flojos debido a que hubo jugadores durante la pretemporada que estuvieron con el primer equipo pero a medida que iba avanzando la competición, el equipo se ha conjuntado un poco más y hemos acabado en un momento bueno», ha explicado satisfecho.

Óscar Arpón, técnico del Alfaro:

«No estamos contentos porque empezamos con muchas bajas de lesiones, sanciones y contra los rivales de arriba no estuvimos como deberíamos. Luego tuvimos tres resultados contra equipos que teníamos que haber estado mejor y con respecto al final de esta primera vuelta, decir que ha sido bueno ya que hemos recuperado jugadores y nos ha ido mejor», ha explicado.

«Hay un margen de mejora importante y esperamos la segunda vuelta con muchas ganas», ha añadido.

Rubén Sáenz «Chiri», entrenador del Berceo:

De momento mejor de lo que esperábamos a principio de temporada. Creyendo en la base que teníamos y cambiándole el ritmo de competición pues podíamos alcanzar el objetivo de la permanencia pero tampoco esperábamos a estas alturas tener 27 puntos que nos dan tranquilidad para afrontar la segunda.

Mario Izquierdo, técnico del Pradejón:

«Ha sido una primera vuelta de ensueño porque a principio de temporada hubiésemos firmado acabar la temporada con 18 o 20 puntos y hemos logrado 26», ha explicado. «Del octavo al noveno para abajo somos todos de un nivel parecido y el que mejor ha hecho las cosas ha sumado más puntos. De esos once rivales sino nos cuento a nosotros, hemos perdido contra el Berceo y Villegas, hemos empatado con el Vianés y hemos ganado los otros partidos restantes. Y con los equipos de arriba, desde el Alfaro hasta el Calahorra, hemos empatado contra la UD Logroñés Promesas en el Mundial 82 y hemos competido con todos en los partidos de casa», ha contado. «Eso sí, nos ha faltado competir en Anguiano, Las Gaunas y Calahorra», ha señalado.

«El objetivo para la segunda vuelta es no dejarnos llevar e intentar dar una alegría a la afición con un empate o ganando en casa a equipos como el Calahorra o la SD Logroñés por ejemplo», ha comentado. Ha añadido que «también queremos llegar a 36 puntos cuanto antes y garantizar la salvación».

David Pérez, entrenador del River Ebro:

«Nos podemos dar un bien alto sin llegar al notable porque creo que nos hemos dejado puntos y tenemos que afinar un poco para conseguirlos», ha afirmado.

«El año pasado en la primera vuelta conseguimos 16 puntos, en la segunda 22 y en esta nueva 23. Eso quiere decir que seguimos creciendo», ha señalado. «Aunque yo echo de menos puntos, porque aun siendo una vuelta mejor que las del año pasado, pienso que deberíamos tener más puntos. Perdimos tres puntos en La Ribera, empatamos contra el Berceo, el Tedeón, Oyonesa, partidos que manejamos pero que no supimos ganarlos», ha admitido.

Eduardo Gajate, técnico del Yagüe:

«La primera parte de la temporada ha sido buena, mejor de lo que esperábamos para ser un equipo recién ascendido pero eso no quita para que en la segunda vuelta, sino lo hacemos igual o mejor tendremos problemas a final de temporada», ha señalado. «Sí que nos ha faltado competir más contra los equipos de arriba como el Náxara, Calahorra, SDL y Anguiano sobre todo, porque con el Varea y el Haro competimos bien y quizás contra los de abajo sí que lo hemos hecho muy bien porque hemos ganado a todos los equipos, que era nuestra liga como quien dice», ha explicado. «Sobre todo que hemos ganado a los de abajo y a los del medio les hemos competido, por ejemplo contra el Pradejón y Berceo perdimos pero frente al Vianés y Agoncillo empatamos», ha destacado.

Borja Lerma, entrenador del Arnedo:

«De los siete partidos que hemos jugado con los chicos, los que hemos perdido han sido en La Salera, en La Molineta, en La planilla… Pero contra equipos de nuestra liga, de la zona media y de la baja, hemos competido bien», ha explicado. «Es un equipo que a mi me gusta mucho, muy competitivo. Hemos hecho lo que se esperaba, competir en los partidos que teníamos que hacerlo», ha señalado.

«Logramos tres victorias consecutivas contra Tedeón, Oyonesa y Casalarreina y eso nos sirvió para colocarnos en la zona media y marcarnos el objetivo que teníamos para la segunda vuelta que es estar de forma holgada en mitad de tabla», ha destacado.

Gonzalo Santamaría, técnico del Agoncillo:

«Estamos en una buena fase en lo que respecta a consolidar una buena base defensiva y a nivel ofensivo aun nos faltan algunos recursos pero estamos trabajando bastante bien el hecho de manejar esos conceptos ofensivos que nosotros queremos con tomas de decisiones más eficaces que en algún partido ya nos ha costado alguna pérdida en zonas donde no deberíamos», ha explicado.

«También el grupo tiene ahora una mentalidad más fuerte y hay una mayor cohesión. Estábamos aun buen nivel en comparación con el de la categoría. Y ahí está la victoria frente al Haro para demostrarlo», ha señalado.

Óscar Sáenz, entrenador del Villegas:

«Tuvimos muchas bajas importantes a principio de temporada como Rusca, Mati, Vega, Huerta y Reinares. Tuvimos que reestructurar toda la plantilla y hasta la jornada ocho no hemos tenido un portero estable», ha explicado. «Venía Leo pero solo podía venir al partido y hasta que firmamos a Andrés y Julián vino de las prácticas de Cataluña», ha añadido.

«Hemos tenido que hacer dos sustituciones antes del descanso en muchos partidos y aún con todos esos inconvenientes estamos fuera del descenso con mucho trabajo a nuestras espaldas», ha destacado. «Estamos trabajando bastante bien, los chavales están ilusionados, hay un buen grupo pero demasiadas lesiones e inconvenientes», ha señalado. «Al final, 14 puntos, que está bastante bien para todo lo que hemos pasado», ha sentenciado.

Iñaki Zuazo, técnico de la Oyonesa:

«No es la primera vuelta que nadie sueña. Una posición que es difícil, que se ve que se han hecho cosas mal pero vamos a intentar corregirlas para la segunda vuelta y de esta forma mejorar y salir de donde estamos», ha explicado.

Héctor Cambra, entrenador del Calasancio:

«Hemos hecho una primera vuelta un poco floja, la verdad. Sí que esperábamos estar un poco más tranquilos, tampoco mucho comparado con cómo estamos pero un poco más», ha admitido. «Aunque nuestra preocupación tampoco es tanta porque estamos cuatro equipos que estamos ahí en un punto y luego hay un par de equipos con tres o cinco puntos más», ha señalado.

«La primera vuelta ha estado marcada por el mal inicio ya que estuvimos nueve jornadas sin puntuar, luego conseguimos un empate contra el Villegas, después tuvimos dos derrotas consecutivas y a partir de ahí, tuvimos varios partidos que fuimos capaces de estar muy serios y mantuvimos portería a cero en cuatro de ellos, sacando tres adelante y empatando el cuarto. Eso nos ha dado la vida en la primera vuelta», ha explicado.

«La segunda vuelta la empezamos con la intención de seguir peleando, misma dinámica de seriedad e intentar mantener portería a cero», ha señalado. «Va a marcar mucho el inicio de la segunda vuelta sobre todo el partido que tenemos con el Vianés. Tanto para unos como para otros va a ser determinante. Si lo sacamos nosotros metemos al Vianés y cuantos más equipos más interesante para nosotros y si lo sacan ellos, creo que tendrán una temporada tranquila y nosotros tendremos que remar mucho más», ha comentado.

Felipe Beltrán, técnico del Casalarreina:

«En principio, la primera vuelta hemos ido de menos a más. Ahora tenemos la segunda vuelta con el objetivo de lograr la salvación y tenemos ahí esa lucha, que va a estar hasta el final bastante complicado porque somos cinco equipos que estamos ahí en un pañuelo con 10 y 11 puntos, alguno con 14. Un abanico de equipos que nos la jugamos ahora en la segunda vuelta», ha explicado.

«El principio fue muy difícil, entre lesiones, sancionados, problemas de pocos jugadores y en el inicio de temporada nos tocaron todos los equipos de la parte de arriba, y fue complicado. Luego empezamos a levantar cabeza y ahora intentaremos en esta primera parte de la segunda vuelta sacar algunos puntos que en al comienzo de campaña no pudimos y estar bien preparados para lograr la salvación, ha contado.

Alberto Rubio, entrenador del Tedeón:

«El equipo esta último pero por una serie de motivos especiales que nos han pasado», ha comentado. «Prácticamente todas las semanas desde el inicio con 5 o 6 lesionados y lo que conlleva que se lesione gente importante», ha añadido. «Hemos entrenado con 12 o 13 jugadores y otro problema ha sido la falta de gol aunque hemos hecho partidos muy buenos», ha asegurado.

«Lo que espero en esta segunda vuelta es recuperar a gente que ha estado lesionada y tener más acierto de cara a gol», ha deseado. «No estoy contento con los resultados pero si con el trabajo de los jugadores porque la verdad es que hay muy buena actitud, estamos trabajando bien y tengo esperanza de que el equipo va a tirar para arriba», ha admitido.

Comentarios
Subir