La Rioja

Los vecinos de Ojacastro denuncian que la falta de agua «está dejando sin vida el Valle del Oja»

Los vecinos de Ojacastro reclaman a las administraciones una solución ante la situación que está creando la «desmedida e irresponsable» extracción de agua del Río Oja con destino a la estación de tratamiento de agua potable Oja-Tirón, que se viene realizando «de forma sistemática» desde hace dos años y que «está provocando que el pueblo y todo el Alto Valle del Oja se esté quedando sin vida por la falta de agua».

Con el fin de organizar las demandas de la población y dar más visibilidad a un problema que las administraciones local y autonómica, así como la Confederación Hidrográfica del Ebro, se ha constituido la Plataforma en Defensa del Río Oja, que con motivo de la Feria Ganadera y de Artesanía Agroalimentaria que se celebra en Ojacastro este fin de semana, quiere «dar a conocer el malestar general por la inacción de las instituciones y la necesidad de que se busquen de una vez salidas al problema».

El problema se inició en el verano de 2016, relata la plataforma, cuando comenzaron los bombeos de agua desde la estación de tratamiento de agua potable construida en Ezcaray con el objetivo de proporcionar agua potable a cerca de medio centenar de municipios de la cuenca Oja-Tirón.

Tras dos años de bombeos, «se han comprobado los funestos efectos que los mismos tienen en el río», que «se ha quedado prácticamente seco y ya no proporciona ni el caudal suficiente para que entre a Ojacastro agua para sus cauces».

«Hasta los pájaros han abandonado el valle»

Desde el pasado año, y por primera vez desde que se recuerda, los cauces que permiten la entrada de agua del Río Oja al pueblo se han quedado secos y tardan meses en recuperarse, «dejando al ganado sin agua para beber y a los pequeños agricultores sin agua para regar, a la vez que la vida que siempre crece al lado del agua parece agotarse, puesto que hasta los pájaros han abandonado el valle».

De esta forma, a ojos de la plataforma este bombeo de agua que se está realizando desde el pozo de San Torcuato en Ezcaray se ha convertido en «un verdadero desastre», ya que «no ha terminado de solucionar el problema de abastecimiento de muchos municipios de la Rioja Alta» que carecen de agua potable, pero sí «está acrecentando un problema que desde hace décadas aumenta: la mala gestión del agua amenaza la supervivencia y el futuro del Valle del Oja».

Por eso, los vecinos de Ojacastro exigen «información, soluciones y responsabilidades» de los impulsores de este proyecto que «amenaza la vida del Valle del Oja».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir