El Rioja

La UAGR se opone a que la Interprofesional participe en el reparto del viñedo

Las tres Uniones de Rioja se manifestaron por el reparto del viñedo en Logroño a finales del pasado año

Más puntos de desencuentro acerca del futuro reparto del viñedo en La Rioja. Si la semana ha comenzado con la confrontación entre el Gobierno y el PSOE por la distribución de las nuevas plantaciones del año pasado, este martes la Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja (UAGR-COAG) se ha mostrado contraria a que la Interprofesional del Rioja participe en la discusión sobre los criterios de futuros repartos.

Las uniones del sindicato en las tres subzonas de la Denominación de Origen Calificada ha manifestado su disconformidad acerca del segundo punto de la propuesta presentada el viernes pasado por la Federación de Cooperativas Agroalimentarias (FECOAR) al Pleno de la Interprofesional del Rioja.

Este punto incluía a la Interprofesional en «la modificación profunda (…) de los criterios de reparto para el año 2018», pero la COAG entiende que «la labor de este organismo es decidir cada año sobre la masa vegetal a aumentar, en su caso, no sobre los criterios de reparto de nuevas plantaciones de viñedo». En opinión de las tres organizaciones, los criterios de reparto tienen que decidirse entre los representantes del sector productor y las autoridades competentes (Consejería y Ministerio), sin la participación del sector comercial.

Criterio negociado entre Agricultura y los productores

A juicio de EHNE, UAGA y UAGR, el posible sentido de la propuesta no era otro que paralizar el reparto. No obstante, toda vez que se desechó este punto «por el veto de las grandes bodegas», las tres Uniones rechazaron que se tenga que llegar a un consenso en la Interprofesional sobre los criterios de reparto de plantación, porque ahí está el sector comercial con un 50% de los votos.

Por tanto, para la Unión, los criterios de reparto deben ser negociados por el Ministerio con los representantes del sector productor. La UAGR alerta del riesgo que supondría que la Interprofesional negociara estos criterios de nuevas autorizaciones de viñedo, influyendo para que las sociedades con viñas de las grandes bodegas pudieran salir más beneficiadas en próximas convocatorias (por ejemplo, evitando que se limiten las hectáreas por solicitante o que se priorice a pequeñas y medianas explotaciones vitícolas).

Subir