Deportes

Bronca en el fútbol femenino riojano a cuenta de una niña de 11 años

Aitana, con el dorsal 9 a su espalda, corre a por el balón durante el partido que acabó siendo impugnado

¿Es adecuada la edad mínima establecida por las federaciones para que los jóvenes puedan competir en competiciones oficiales? ¿Debe un club poner a jugar a una de sus deportistas aunque tenga ficha con un equipo de otra categoría? Son algunos de los elementos de un debate que, a modo de bronca, se ha generado entre dos clubes de la capital riojana: la Sociedad Deportiva Logroñés y el Yagüe Club de Fútbol.

*Comunicado de la Federación (20 de diciembre): «La Federación no está dispuesta a tolerar que se siembren dudas sobre ella«.

Los equipos femeninos de ambas entidades se vieron las caras en El Salvador el pasado 4 de diciembre para disputar la séptima jornada del campeonato. El conjunto de la barriada remontó el tanto inicial de la SDL para ganar por 2-1, si bien el club blanquirrojo impugnaba posteriormente el partido. La Federación Riojana de Fútbol le daba la razón y le otorgaba la victoria con un resultado final de 0-3.

futbol-femenino-yague-sdl

El motivo de esa impugnación no era otro que la presencia de una niña de once años en las filas del Yagüe, Aitana, que se ofreció para echar una mano al equipo de su barrio, sin jugadoras suficientes para disputar el partido. Todo en orden si no fuera por dos aspectos: que la chica no tiene la pertinente ficha federativa y que no alcanza la edad mínima para competir, que es de quince años.

Pese a ello, el club de Yagüe ‘respondió’ a la reclamación federativa el 10 de diciembre tachándola de «deplorable». «No hay ninguna posibilidad de que esta gente prive a nuestra vecina de llevar a cabo su deseo y su sueño de practicar su deporte favorito en su barrio por el capricho de unos cuantos», señalaba Sergio de Miguel en una crítica en las redes sociales, en la que además de condenar la impugnación de la SD Logroñés anunciaba «una reunión con el resto de equipos de categoría femenina para comentar tan deleznable hecho y tomar una decisión conjunta». Finalmente, este vecino del barrio subrayaba que peleará por que a su jugadora «no le sea vulnerado un derecho elemental como el de practicar deporte».

Una vez consumada la reclamación, Sergio de Miguel volvía a comentar en las redes sociales el asunto (16 de diciembre): «Se confirma el hurto de tres puntos llevado a cabo por la SD Logroñés, incapaces de ganarlos sobre el terreno de juego, escudándose en una alineación indebida de una niña de once años para consumar uno de los mayores despropósitos malintencionados que he conocido en mis más de treinta años en el fútbol riojano, que lo único que conlleva es subir un puesto en la clasificación sin ninguna trascendencia».

«No dejaré de señalar a la SDL y a los que han secundado y propiciado este tan lamentable y vergonzoso episodio, privando a una niña de once años de poder practicar su deporte favorito en el barrio de sus amores. Pero en todo este capítulo el único que ha demostrado su grandeza y el peso de su historia es el Yagüe Club de Fútbol… los «otros» han quedado en evidencia y nos han hecho saber a todo el fútbol riojano lo pequeños q son», añade, dando las gracias a toda la gente «que desde todos los ámbitos apoya al club del barrio».

Ante estas acusaciones, la Sociedad Deportiva Logroñés no ha permanecido en silencio. Su presidente, Eduardo Guerra, señala a NueveCuatroUno que impugnaron el partido porque «se incumplen cuestiones que son muy graves». La más importante, a su juicio, es que «juegan con niñas que no tienen ficha y, por tanto, no están aseguradas ante cualquier accidente que pueda ocurrir».

Guerra recuerda que «impugnar un partido es algo que está a la orden del día» y que, en este caso, las negligencias son «tanto del Yagüe como de la Federación, que no corrobora que el DNI de estas chicas estén vinculados a una ficha federativa».

Desde la cuenta de Facebook del equipo femenino de la SDL también quisieron responder a este aficionado, recordándole que existen siete denuncias de los otros siete equipos de la categoría «alegando el incumplimiento del mínimo de fichas requeridas; actualmente el Yagüe solo dispone de doce y la normativa exige un mínimo de dieciséis».

El comunicado de las blanquirrojas también revela la existencia de denuncias contra el Yagüe del resto de equipos de la categoría por no contar con entrenador ni delegados con título, así como por presentar el DNI de las jugadoras en lugar de su ficha. «Quizás hubiera sido una buena solución haber presentado una reunión al inicio de la temporada explicando las dificultades de este club y haber votado una excepción (entre el resto de clubes); pero lo que no se puede permitir es el constante incumplimiento de la normativa y que el Yagüe establezca sus propias normas», concluye.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir