La Rioja

Santo Domingo despide a Gustavo Bueno

En una emotiva ceremonia “familiar e institucional” que ha durado algo más de una hora, Santo Domingo de La Calzada ha despedido al filósofo Gustavo Bueno. El acto ha tenido lugar en el salón de Plenos del Consistorio calceatense, donde este mediodía se ha abierto la capilla ardiente por la que han pasado centenares de personas para darle su último adiós.

Frente al féretro se han situado sus hijos Gustavo, Carmen y Álvaro, su hermano Fernando y sus nietos Carlos, Jimena, Lidia y Gustavo. Junto a ellos, de manera paulatina y con total respeto y silencio, han pasado centenares de vecinos de Santo Domingo y personas llegadas este lunes a la localidad para rendir homenaje al filósofo, fallecido este domingo a los 91 años en su casa de Niembro, en Llanes (Asturias).

Arropado por las eternas composiciones de Bach, las favoritas del filósofo, su hijo Gustavo ha hecho un llamamiento a “ver con alegría” la despedida de su padre, que ha fallecido “por razones biológicas”, pero que “vivió una vida plena y su obra sigue viva”. El hijo de Gustavo Bueno ha recordado que su padre es el creador del “materialismo filosófico”, una corriente que “no pretendía crear, pero que fue saliendo” y que “ahora ya está fuera de él, en cientos de discípulos y tesis doctorales”.

El alcalde de Santo Domingo de la Calzada, Agustín García Metola, ha mostrado su compromiso a consolidar el proyecto del Instituto de Investigación Filosófica impulsado por la Fundación Gustavo Bueno, la Universidad y el Ayuntamiento, tras lo que ha dejado paso al secretario de la Fundación Gustavo Bueno, Sergio López, quien ha puesto de relieve que “la filosofía de Gustavo Bueno es inmortal”.

Al acto también han asistido personalidades como el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, quien ha destacado que el filósofo era “uno de los mejores embajadores de La Rioja y un orgullo para todos los riojanos”. “Aunque desde joven se afincó en Asturias, siempre se sintió riojano y así lo dejaba patente allá donde estuviera”, ha añadido.

Al acabar la ceremonia, el féretro ha sido portado a hombros por sus hijos y nietos hasta la plaza del Ayuntamiento, donde la banda de música municipal ha interpretado el himno de la localidad. Después, ha sido llevado al cementerio, donde ya reposa junto a su esposa Carmen, fallecida solo dos días antes.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir