El Rioja

García Carrión invertirá 20 millones en Haro tras adquirir instalaciones a Paternina

El grupo murciano García Carrión invertirá en los tres próximos años en las antiguas Bodegas Paternina en Haro, adquiridas recientemente a la familia Eguizábal, veinte millones de euros, según han avanzado fuentes de la compañía. El empresario Carlos Eguizábal ya comentó hace unas semanas a Diario La Rioja que su intención era utilizar durante la vendimia sólo parcialmente sus instalaciones, mientras que los mostos y vinos serían trasladados a la bodega logroñesa, con lo que la capacidad de envejecimiento y botellero quedaría totalmente liberada para García Carrión.

Esta compañía concentrará en las instalaciones de La Rioja Alta la elaboración de crianzas y reservas, aportando para ello una importante inversión en tecnología e innovación, si bien mantendrá los métodos tradicionales de conservación en barricas de roble.

García Carrión usará estas bodegas para potenciar su expansión internacional bajo las marcas Pata Negra, Marqués de Carrión y Antaño. El objetivo del crecimiento por todo el mundo es el que persiguen tanto en el lado murciano como en la familia Eguizábal, por lo que el acuerdo de cooperación ha sido total y se ha suscrito rápidamente en un clima cordial, según ha informado la compañía en un comunicado.

García Carrión ha explicado que este acuerdo significará un potencial de elaboración de 25 millones de kilos de uva al año y una capacidad de conservación en depósitos de más de 20 millones de litros.

Además, las bodegas cuentan con más de 2.000 metros de oficinas y laboratorio de enología, así como dos líneas de embotellado con capacidad para envasar 14.000 botellas hora una, y 6.000 botellas hora la otra, lo que representa una capacidad de producción de 70 millones de botellas al año.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir