Agricultura

Miguel Martínez de Quel se despide del Aceite de La Rioja: «Ha habido más satisfacciones»

Miguel Martínez de Quel se despide del Aceite de La Rioja

Miguel Martínez de Quel, presidente de la Denominación de Origen Protegida Aceite de La Rioja

El aceite con sello riojano vuelve a hacer historia un año más. Este viernes cuatro marcas han visto reconocido su trabajo en la entrega de los V Premios a la calidad del mejor Aceite de La Rioja 2021, después de catar hasta 28 muestras. Así, los nombres que se han hecho oír en esta edición son Javier Grijalba, Bodegas Atanza, Karey Agrícola y Trujal de Galilea. Así mismo, Fuertes Gourmet se lleva la mención especial a la distribución.

El presidente de la Denominación de Origen Protegida, Miguel Martínez de Quel, ha hecho la última entrega de estos galardones antes de la renovación de la junta directiva del Consejo Regulador. Una celebración prevista para el próximo 4 de agosto, después de la presentación de las candidaturas, la constitución de las mesas, las votaciones, la toma de posesión de los vocales y el nombramiento del presidente del órgano.

– Este año se despide como presidente de la DOP Aceite de La Rioja. ¿Qué balance hace de estos diez años al frente de la gestión de este producto riojano?

– Un balance muy positivo. En esta década el sector del aceite en La Rioja ha seguido avanzando, transformándose. Gracias al empeño y al esfuerzo de los operadores, el Aceite de La Rioja ha ido recuperando su sitio. Aumentan las nuevas plantaciones de olivo adaptadas a sistemas de cultivo más rentables. Los trujales siguen implantando cambios con el fin de mantener la calidad de los aceites y de fomentar el oleoturismo. Además, nuestro oro líquido ha ganado notoriedad y presencia en los hogares riojanos. Han sido años de trabajo en equipo, en una década con más satisfacciones que sinsabores.

– En una entrevista el año pasado se refirió a los retos de promoción del Aceite de La Rioja para hacer frente a la crisis sanitaria refiriéndose al consumo de alimentos de proximidad de calidad como objetivo clave. ¿Cómo ha repercutido la campaña ‘Toma pan y moja’?

– La apuesta del Consejo por fomentar el consumo de productos de kilómetro 0 venía de antes de la pandemia. Con la campaña ‘Aceite de La Rioja. Toma pan y moja’ hemos reforzado esa línea de promoción, adaptándonos a las nuevas tendencias de consumo. La crisis sanitaria ha dejado a un consumidor más vulnerable y sensible, que valora las propiedades saludables de los alimentos y su autenticidad. En el último año, además, ha aumentado la demanda de productos ecológicos y de proximidad, una demanda que favorece el consumo de Aceite de La Rioja. De esta manera, el descenso del consumo generado en el canal de la hostelería se ha visto compensado por el incremento de la venta directa y, en algunos casos, de la exportación.

– ¿Hay nuevas estrategias de promoción sobre la mesa para afrontar un nuevo periodo?

– Las estrategias de promoción están aún por determinar. La definición del próximo plan va a depender de cómo avance la situación sanitaria. Lo que sí tenemos claro es que seguiremos apostando por fomentar el consumo de alimentos de proximidad recuperando algunas de nuestras actividades tradicionales, como la Jornada del Aceite de La Rioja o los talleres de cocina. También queremos volver a sacar el producto más allá de nuestras fronteras y continuar con los actos promocionales en mercados de proximidad como País Vasco o Madrid.

– ¿Qué expectativas de recuperación hay a medio o largo plazo?

– Esperamos que sean buenas, pero dependerá de cómo avance la economía. Todavía no hemos terminado de conocer las consecuencias económicas que va a dejar el COVID-19.

– ¿Qué valoración hace de la campaña de la aceituna 2020?

– La última cosecha de Aceite de La Rioja ha sido excepcional, tanto en cantidad como en calidad. El 2020 ha sido un buen año climático para el desarrollo del olivo, con ausencia de plagas y enfermedades. El resultado, además de más kilos de oliva, ha sido un aceite excelente, con matices muy peculiares y diferenciados según la zona de producción. Así lo hemos podido constatar con las 28 muestras presentadas al V Concurso a la calidad del mejor Aceite de La Rioja.

– ¿Qué se espera para esta próxima cosecha a expensas del tiempo?

– Todavía es pronto para augurar cómo será la próxima campaña. El olivo es un cultivo vecero y, por lo general, después de un año bueno viene otro con menos cantidad de oliva. En cuanto a la climatología, aunque el invierno y la primavera están siendo un poco secos, los árboles tenían reservas del año pasado y la brotación ha sido buena. Aun así, es demasiado pronto para hacer previsiones. Por delante quedan meses decisivos.

Subir