Educación

IES Comercio: «Nos embarcamos para transformar la cultura escolar»

El director del I.E.S. Comercio, Alfonso Ruiz

Trabajar el convenio de los Derechos de la Infancia y la Ciudadanía Global en los institutos ha permitido al I.E.S. Comercio de Logroño recibir, por primera vez, el reconocimiento a Centro Referente en Educación dentro de estos valores, el único instituto riojano galardonado. «Una idea en la que decidimos embarcarnos con el fin de transformar la cultura escolar a través de acciones que formen parte del día a día de la actividad del centro», explica su director, Alfonso Ruiz.

Un programa que no busca la calidad educativa del centro, sino mostrar la incidencia del instituto en aspectos como la protección de la infancia, el clima escolar, la participación infantil y juvenil y el conocimiento de los derechos de la infancia. Para ello, toda la comunidad educativa (docentes, dirección, alumnado, personal administrativo y servicios) participó en un «profundo proceso de autoevaluación» para valorar la integración actual los derechos de la infancia en la práctica diaria y, de ahí, diseñar un plan de mejora.

«Los resultados recabados fueron positivos pero plasmaban una necesidad de avanzar en alguno de esos cuatro ámbitos para poder obtener el reconocimiento, un trabajo que se realizó el curso anterior», apunta Ruiz. Aunque muchas de las actuaciones encomendadas ya se hacían previamente, «desde el centro se establecieron una serie de propuestas para alcanzar cada objetivo, de las cuales solo las más viables se convirtieron en acciones a desarrollar».

«Este reconocimiento es una forma de recompensar el trabajo realizado durante estos cursos anteriores, además de otorgar prestigio y animar a mantener el compromiso de asumir que, como centro educativo de referencia, debemos mantener esa convención de los Derechos de la Infancia», sentencia Ruiz con «alegría».

Actividades más destacadas

Muchas de estas actuaciones se plantean en un periodo de aplicación diseñado para todo el curso escolar, como es el Programa Alumnos Ayudantes TIC, con el que se fomenta la ayuda entre iguales para promover la convivencia y prevenir el acoso a través de la ciudadanía digital, saludable y respetuosa. De igual forma, el Programa TEI (Tutoría entre Iguales) busca mejorar la integración escolar y la prevención de la violencia y el acoso escolar, donde los alumnos de Tercero de ESO se convierten en tutores emocionales de los de Primero.

Ambos proyectos se ubican dentro del ámbito de clima escolar, «tal vez el más desarrollado en el centro por albergar más acciones», considera su director, «aunque todos aglutinan puntos positivos y otros que necesitan mejorar». Por su parte, el área de conocimiento de los derechos de la infancia se suele impartir durante las asignaturas de Filosofía, Religión y Valores Cívicos, aunque desde las tutorías, los docentes también toman parte.

Ruiz destaca que una de las acciones que mayor participación recibe por parte de los alumnos es la carrera solidaria que cada año se celebra, «un evento recaudatorio dentro de las jornadas de convivencia organizadas por el centro». Además, uno de los aspectos que la dirección considera interesantes es la «visibilización» de todas estas acciones: «Disponemos de una televisión en el hall donde se publica toda la actualidad del centro para que los alumnos comprendan en qué ámbitos trabajamos».

El único que imparte religión islámica

En torno a 1.400 alumnos, distribuidos entre los turnos de mañana, tarde y online, componen el conjunto estudiantil del centro. De ellos, más del cincuenta por ciento son de nacionalidad extranjera, particularidad más predominante en los cursos de secundaria. Además, y desde el pasado curso, el I.E.S. Comercio se sitúa como único centro de Educación Secundaria en España donde se imparte la religión islámica como asignatura (exceptuando las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla).

Desde la dirección aseguran que, «en general, la convivencia en el centro no es mala, siendo también el fútbol un elemento muy integrador durante el tiempo del recreo». Así mismo, desde las actuaciones de tutorías «se tiene cierta predisposición a realizar actividades donde se planteen estos temas vinculados a la diversidad, aunque la mayoría de los alumnos proceden de colegios donde la pluralidad de religiones y orígenes está ya asimilada», apunta Ruiz.

No obstante, el director insiste en que «desde la Administración educativa se tendrían que tomar las medidas necesarias para tratar de reconducir esta situación y que no hubiese centros en un mismo barrio con grandes diferencias entre el porcentaje de alumnado autóctono y extranjero, porque en las aulas se debe tratar de reproducir de la forma más ecuánime posible la realidad que existe fuera».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir